Movilización del paciente desde el decúbito hasta la bipedestación

Este procedimiento puede ser efectuado por un solo TAE y suele ser un paso previo a que el paciente se siente en la silla de ruedas o en el sillón, o al comienzo de la deambulación.

Procedimiento

Con el paciente en decúbito supino

  1. Asegúrate de que la movilización no está contraindicada.

  2. Lávate las manos y ponte los guantes.

  3. Explica el procedimiento al paciente y solicita su colaboración.

  4. Frena la cama y colócala en la posición horizontal más baja.

  5. Retira la almohada y destapa al paciente (si el paciente está desnudo lo dejaremos cubierto con la sábana encimera).

  6. Realiza el procedimiento de movilización para la incorporación del paciente hasta que quede sentado sobre la cama (ficha n°5).

  7. Gira las extremidades inferiores del paciente hasta que las piernas cuelguen del borde de la cama. Este giro debes realizarlo pasando un antebrazo por debajo de las corvas del paciente. El otro antebrazo sujetará la espalda.

  8. Observa si el paciente se marea. Si se encuentra bien, ponle las zapatillas.

  9. Coloca uno de tus pies delante de los pies del enfermo y, el otro, a un lado.

  10. Realiza la técnica de entrecruzamiento de brazos.

  11. Desliza tu extremidad superior libre por detrás de los hombros del enfermo.

  12. Lleva al enfermo a la bipedestación con suavidad y firmeza mientras le sirves de apoyo.

Con el paciente en decúbito lateral

  1. Asegúrate de que la movilización no está contraindicada.

  2. Lávate las manos y ponte los guantes.

  3. Explica el procedimiento al paciente y solicita su colaboración.

  4. Frena la cama y colócala en la posición horizontal más baja.

  5. Sitúate en el lado de la cama por el que va a salir el enfermo

  6. Eleva la cabecera de la cama hasta que forme aproximadamente un ángulo de 45o y pide al paciente que flexione ligeramente las piernas.

  7. Pasa un antebrazo por debajo del hombro que se apoya en la cama y coloca el otro antebrazo en las corvas del paciente.

  8. Levanta el cuerpo del paciente y, al mismo tiempo, gira las piernas de tal modo que el paciente quede sentado sobre el borde de la cama con sus piernas colgando.

  9. Observa si el paciente se marea. Si se encuentra bien, ponle las zapatillas.

  10. Coloca uno de tus pies delante de los pies del enfermo y el otro a un lado.

  11. Realiza la técnica de entrecruzamiento de brazos.

  12. Desliza tu extremidad superior libre por detrás de los hombros del enfermo.

  13. Lleva al enfermo a la bipedestación con suavidad y firmeza mientras le sirves de apoyo.