Movilización del paciente de decúbito supino a decúbito lateral

Este procedimiento se realiza en múltiples circunstancias: cuando el paciente desea ponerse de lado, cuando se requiera que descanse sobre un determinado costado, para llevar a cabo su higiene individual, para la realización de curas...

Procedimiento

  1. Asegúrate de que la movilización no está contraindicada.

  2. Lávate las manos y ponte los guantes.

  3. Explica el procedimiento al paciente y solicita su colaboración.

  4. Frena la cama y colócala en la posición horizontal más alta posible (o la más adecuada con respecto a tu estatura).

  5. Retira la almohada y destapa al paciente (si el paciente está desnudo lo dejaremos cubierto con la sábana encimera).

  6. Realiza el procedimiento para la movilización del paciente en decúbito supino hacia el borde de la cama. Ten en cuenta que si la movilización que pretendes es hacia decúbito lateral derecho, tendrás que llevar al paciente hacia el borde izquierdo de la cama y viceversa.

  7. Colócate en el lado de la cama hacia donde vas a realizar la movilización.

  8. Flexiona el antebrazo del enfermo del lado más alejado de ti sobre su tórax. Flexione la rodilla del mismo lado y cruza esa extremidad inferior sobre la otra. Separa la otra extremidad superior del tronco del paciente dejándola extendida, así evitarás que el paciente ruede sobre ella.

  9. Coloca tus manos sobre el hombro y cadera mas alejados, y rueda al paciente suavemente hacia ti.

  10. Asegúrate de que el cuerpo del paciente queda perfectamente alineado.

  11. Coloca la almohada y otros accesorios de manera que el paciente quede perfectamente acomodado.

  12. Quítate los guantes y lávate las manos.

  13. Informa del procedimiento realizado y señala las observaciones si las hubiere.

Observaciones

Como habrás comprobado, el procedimiento está descrito para el caso en que lo realice una sola persona. Cuando lo realizan dos TAEs se ejecuta teniendo en cuenta que uno coloca sus manos a la altura de los hombros y de la espalda del paciente y, el otro, a la altura de las caderas y de las rodillas