Deambulación con muletas con marcha en cuatro puntos

Este tipo de marcha suele utilizarse cuando el paciente no puede mantenerse cargando todo el peso de su cuerpo sobre las extremidades inferiores y, además, no tiene una buena coordinación muscular pero sí que tienen suficiente fuerza en las extremidades superiores.

Para este procedimiento hay que realizar todos los pasos del procedimiento de ayuda en la deambulación. El único punto que cambia es n° 11, que es el que describimos a continuación.

Procedimiento

  1. Coloca al paciente un cinturón de traslado.

  2. Dale las muletas y sitúate detrás y ligeramente a un lado de él.

  3. Sujétalo con una mano por el cinturón de traslado.

  4. Dile que permanezca en pie, con el peso distribuido entre las dos extremidades inferiores y las dos muletas.

  5. Pídele que desplace su muleta izquierda hacia delante y que, mientras lo hace, redistribuya el peso del cuerpo entre las dos extremidades y la muleta derecha.

  6. Pídele que desplace el pie derecho hacia delante, de manera que quede a la misma altura que la muleta izquierda.

  7. Pídele que mueva la muleta derecha hacia delante, mientras el peso del cuerpo se apoya entre las dos extremidades y la muleta izquierda.

  8. Pídele que desplace el pie izquierdo hasta que quede a la altura de las dos muletas.

  9. Pídele al paciente que repita todos estos pasos una y otra vez hasta que domine la marcha.