Ayuda a la deambulación

Contenidos

  1. 1 Procedimiento

Procedimiento

  1. Asegúrate de que el procedimiento no está contraindicado

  2. Lávate las manos y ponte los guantes.

  3. Explica el procedimiento al paciente y solicita su colaboración. No olvides advertirle que durante la deambulación es mejor fijar la vista al frente y no al suelo.

  4. Tranquiliza al paciente para que se sienta seguro y no fracase el procedimiento.

  5. Frena la cama.

  6. Realiza el procedimiento de movilización para la incorporación del paciente hasta que quede sentado sobre la cama.

  7. Sujetando la espalda del paciente, gira las extremidades inferiores del paciente hasta que las piernas cuelguen del borde de la cama.

  8. Ayúdale a ponerse la bata y el calzado adecuado.

  9. Coloca uno de tus pies delante de los pies del enfermo y, el otro, a un lado.

  10. Flexiona tus rodillas y pídele al paciente que rodee tu tórax con ambas extremidades superiores. Ayuda al paciente a alcanzar la bipedestación.

  11. Colócate a su lado y pasa un brazo alrededor de su cintura. El paciente apoya su mano y antebrazo sobre el hombro tuyo que queda más alejado. Puedes sujetar la mano libre del paciente con tu mano libre.

  12. Mientras se realiza el desplazamiento, vigila en todo momento los cambios que se puedan producir en el paciente (palidez, sudoración, cansancio...). Si uno de estos cambios aconteciera, interrumpe la deambulación y solicita ayuda para trasladar al paciente a su cama o al sillón.

  13. Cuando finalice la deambulación, deja al paciente perfectamente acomodado en su unidad.

  14. Quítate los guantes y lávate las manos.

  15. Informa del procedimiento realizado y señala las observaciones si las hubiere.