Enfermería‎ > ‎Procedimientos‎ > ‎Aseo del paciente‎ > ‎

Aseo total en cama

Material

  • 2 Palanganas o jofainas con agua caliente (40o). Una de ellas sólo con agua y la otra con agua y jabón líquido.

  • Termómetro de baño.

  • 2 Esponjas o manoplas (una para enjabonar y la otra para aclarar).

  • Toallas y manta de baño.

  • Guantes.

  • Tijeras de punta roma.

  • Loción o crema para masaje.

  • Peine o cepillo.

  • Material para aseo bucal (especificado en ficha n° 25 aseo de la boca).

  • Material para aseo genital (especificado en ficha n° 28 aseo de genitales).

  • Ropa limpia: camisón o pijama y lencería de cama.

  • Bolsa para la ropa sucia.

Procedimiento

  1. Prepara el equipo.

  2. Lávate las manos.

  3. Ponte los guantes.

  4. Explica el procedimiento al paciente.

  5. Si no hay contraindicación, pide al paciente que se posicione en decúbito supino y mantén la cama en horizontal llevándola a la posición más alta posible (o la más adecuada con respecto a tu estatura).

  6. Dobla la colcha y la manta. Retíralas dejando al enfermo cubierto con la encimera.

  7. Coloca una manta de baño o toalla grande sobre la encimera y pídele al paciente que la sostenga. Desliza la encimera hasta los pies del paciente y retírala.

  8. Retira el camisón o pijama del enfermo e introdúcelo en la bolsa de la ropa sucia.

  9. Aseo de la cara y del cuello:

    1. Lava la cara y la parte anterior del cuello del enfermo con una esponja o manopla mojada en agua y bien escurrida.

    2. Comienza por la frente, sigue con los párpados desde el lagrimal hacia el exterior y, luego, por la mejilla, la nariz y la barbilla.

    3. La parte anterior del cuello y las orejas pueden lavarse con agua y jabón. Ten cuidado de que no entre jabón en el oído.

    4. Si existiera cerumen en el pabellón auditivo, límpialo con un bastoncillo sin profundizar en el conducto auditivo.

    5. Con la esponja mojada sin jabón, enjuaga y luego seca con una toalla.

  10. Aseo de las extremidades superiores: (Si lo realiza sólo un TAE, comienza por la extremidad más alejada.)

    1. Extiende una toalla debajo del miembro superior.

    2. Eleva la extremidad sosteniéndola por el codo.

    3. Enjabona con la manopla realizando movimiento circulares y siguiendo este orden: hombro, brazo, antebrazo y axila.

    4. Según el mismo orden del enjabonado, enjuagar y secar prestando especial atención al pliegue axilar.

    5. Repetir todo los pasos con el otro miembro.

    6. Introducir las manos del enfermo en una palangana con agua caliente y jabón durante unos minutos. Lava, enjuaga y seca. Ten especial cuidado en el secado de los pliegues interdigitales. Si fuera necesario, limpia y corta las uñas.

  11. Aseo del tórax:

    1. Dobla la toalla o manta de baño sobre el abdomen dejando el tórax al descubierto.

    2. Enjabona con la esponja o manopla mediante movimientos circulares.

    3. Aclara y seca prestando especial atención a los pliegues inframamarios.

    4. Cubre el tórax con una toalla.

  12. Aseo del abdomen:

    1. Dobla la toalla o manta de baño sobre la zona púbica.

    2. Enjabona, aclara y seca. Presta especial atención al ombligo.

  13. Desdobla la toalla o manta de baño y deslízala hasta que cubra el abdomen y el tórax. Retira la toalla que cubría el tórax.

  14. Aseo de las extremidades inferiores: (Si lo realiza sólo un TAE comienza por la extremidad más alejada).

    1. Dobla la toalla o manta de baño de tal modo que quede expuesta la extremidad inferior.

    2. Extiende una toalla bajo la extremidad.

    3. Si es posible, flexiona la extremidad de tal modo que el paciente apoye la planta del pie sobre la cama y sostén el miembro por la rodilla.

    4. Enjabona realizando movimiento circulares en sentido descendente: muslo, pierna y tobillo. Si el paciente no pudiera flexionar la extremidad debes incluir el pie.

    5. Aclara y seca.

    6. Introduce el pie en una palangana con agua caliente durante unos minutos.

    7. Enjabona, aclara y seca prestando especial atención a los pliegues interdigitales. Si fuera necesario, limpia y corta las uñas.

    8. Masajea el talón (zona de fácil escarificación).

    9. Cubre la extremidad aseada con la toalla o manta de baño.

    10. Repite el procedimiento con la otra extremidad.

  15. Levanta la barandilla del lado de la cama más alejado de ti. Solicita al paciente que se posicione en decúbito lateral (ayudándose de la barandilla si fuera necesario) de tal manera que la espalda y las nalgas queden del lado en el que te encuentras. En caso de que el paciente no pueda colaborar, tendrás que realizar tú esta movilización.

  16. Retira la toalla o manta de baño dejando al descubierto la espalda y las nalgas.

  17. Aseo de la espalda y las nalgas:

    1. Extiende una toalla sobre la sábana bajera.

    2. Enjabona con movimientos circulares desde la nuca hasta las nalgas.

    3. Aclara y seca en el mismo sentido.

    4. Realiza un masaje suave con crema o loción por todo el área prestando especial atención a las zonas de prominencias óseas (omóplatos, caderas y sacro).

  18. Cubre la espalda y las nalgas con la toalla o manta de baño.

  19. Solicita al paciente que vuelva a la posición de decúbito supino. Si no pudiera colaborar, tendrás que realizar tú la movilización.

  20. Aseo de la zona perineal: siempre que sea posible ofrece al paciente la oportunidad de realizarlo él mismo. En caso contrario, remítete a las observaciones a este procedimiento.

  21. Viste al paciente, péinalo y haz la cama.

  22. Coloca al paciente en una posición confortable.

  23. Retira y lava el equipo.

  24. Quítate los guantes y deséchalos.

  25. Lávate las manos.

  26. Informa del procedimiento realizado y señala las observaciones si las hubiere.

Observaciones

Si las condiciones del paciente impiden que pueda realizar él mismo el aseo de sus genitales, hemos de realizarlo entre el punto 14 y 15, es decir, antes de posicionarlo en decúbito lateral. Una vez realizado este aseo cambiaremos el agua.