Enfermería‎ > ‎Procedimientos‎ > ‎Aseo del paciente‎ > ‎

Aseo del cabello

Material

  • Champú.

  • Cubo o palangana grande.

  • Jarra con agua caliente (40o).

  • Termómetro de baño.

  • Algodón.

  • Secador de mano.

  • Guantes.

  • Hules o plásticos.

  • Dos toallas.

  • Peine o cepillo.

  • Pinzas de Kocher.

  • Silla

Procedimiento

  1. Prepara el equipo.

  2. Lávate las manos y ponte los guantes.

  3. Explica el procedimiento al paciente.

  4. Pon la cama en posición horizontal si es posible.

  5. Retira la almohada del paciente.

  6. Coloca al paciente con la cabeza sobre la orilla lateral de la cama.

  7. Sitúa la silla cerca de la cabecera de la cama con el cubo o la palangana sobre ella.

  8. Dobla la manta y la colcha hacia abajo hasta la cintura del enfermo.

  9. Protege la parte superior del colchón con un hule y sobre éste, una toalla.

  10. Extiende el otro hule debajo de la cabeza del paciente, enrollándolo por los bordes de tal forma que sirva de canal para el agua. Introduce el otro extremo del hule en la palangana.

  11. Pon una toalla alrededor del cuello del paciente a modo de collar. Se puede fijar con una pinza de Kocher.

  12. Coloca algodones en los pabellones auditivos para evitar que entre agua.

  13. Vierte el agua de la jarra para mojar el cabello, aplica el champú y lava el cabello realizando un suave masaje sobre el cuero cabelludo.

  14. Aclara bien vertiendo agua de la jarra. Repite el lavado y el aclarado.

  15. Retira el hule que recoge el agua introduciéndolo en la palangana.

  16. Envuelve el cabello con la toalla que estaba debajo de la cabeza del paciente y frota el pelo con la toalla.

  17. Retira los algodones de los pabellones auditivos.

  18. Seca la cara y la frente con la toalla que se encuentra rodeando el cuello.

  19. Seca el pelo con el secador y péinalo.

  20. Coloca al paciente en una posición confortable.

  21. Retira y lava el equipo. Quítate los guantes y deséchalos. Lávate las manos. Informa del procedimiento realizado y señala las observaciones si las hubiere.

Observaciones

En algunas instituciones el cabello del paciente se asea utilizando un “lavacabezas”. Se trata de una especie de lavabo hinchable y portátil que se pone sobre la cama del paciente. Con el paciente en decúbito supino introducimos la cabeza en el “lavacabezas”, lo cual facilita mucho la labor, porque es mucho más improbable que se moje la cama y así el paciente está en una posición más cómoda. El “lavacabezas” tiene un desagüe por el que se vacía el agua sucia o de enjuague a un cubo que ponemos en el suelo.