Aplicación de la bolsa de hielo

Todo es muy similar al procedimiento de aplicación de la bolsa de agua caliente. Únicamente varía:

  • El tipo de bolsa. En este caso se utiliza una para hielo.

  • Hay que tener preparados agua fría en una jarra y un recipiente con cubos de hielo. El agua fría se vierte en los cubos de hielo para derretir las aristas de éstos.

  • La bolsa se llena con hielo hasta la mitad de su capacidad. El hielo lo cogeremos con una pala o una cucharilla.

  • Para expulsar el aire se oprime la bolsa por los lados.

  • El paciente se cubre si tiene frío, pero la zona de aplicación de la bolsa se deja descubierta. Si la cubrimos se calentará.

  • Suspenderemos la aplicación si se observa palidez en la piel.