Administración de medicación por vía tópica ocular

Material

  • Hoja de medicación.

  • Suero fisiológico.

  • Medicamento (colirio, pomada).

  • Gasas estériles.

  • Guantes estériles.

  • Batea.

Procedimiento

  1. Lávate las manos y ponte los guantes.

  2. Explica el procedimiento al paciente y solicita su colaboración.

  3. Comprueba que la información de las hojas de medicación de enfermería coincide con la medicación.

  4. Cerciórate del ojo a tratar (OD= ojo derecho, OI= ojo izquierdo y OODI = ambos ojos).

  5. Coloca al paciente sentado o en decúbito supino. Si está sentado, debe extender el cuello un poco para echar la cabeza hacia atrás.

  6. Limpia las secreciones de los anejos con una gasa impregnada en suero fisiológico. Limpia en sentido medial a lateral. Para cada pasada usa una gasa nueva.

  7. Indica al paciente que mire hacia arriba.

  8. Coloca el dedo índice sobre el pómulo. Tira suavemente de la piel hacia abajo.

  9. Aplica las gotas de modo que caigan en el ángulo palpebral interno. Si se trata de una pomada ve depositándola por dentro del párpado inferior desde el ángulo palpebral interno al externo.

  10. Indica al paciente que presione el saco lacrimal durante unos 30 segundos. De este modo evitamos que las gotas “salgan” inmediatamente hacia las fosas nasales. Si lo que aplicamos es una pomada, indicaremos al paciente que cierre los ojos para que la pomada se extienda sobre la superficie anterior del globo ocular.
  11. Retira el exceso de medicamento con una gasa estéril (una por ojo).
  12. Acomoda al paciente y recoge y limpia el material.

  13. Quítate los guantes y lávate las manos.

  14. Anota el procedimiento realizado en la hoja de medicación de enfermería y las observaciones si las hubiere.

Observaciones

Tirar de la piel del pómulo hacia abajo evita el parpadeo. No debemos tocar con nuestro dedo la córnea al administrar el medicamento ni hacer presión sobre el globo ocular.

Estos recipientes de medicamento son de uso individual. En ningún caso el recipiente del colirio o de la pomada tocará el ojo o sus anejos.

Si el médico indica la oclusión del ojo se utilizará un vendaje oclusivo (gasas y esparadrapo) o un parche ocular.