05. Investigación cualitativa

La investigación cualitativa se basa en una visión holística del mundo y asume que existe más de una realidad. Esta realidad se basa en percepciones y, por lo tanto, es distinta para cada persona y cambia a lo largo del tiempo: desde esta perspectiva, lo que nosotros conocemos sólo tiene significado dentro del contexto y de la situación en que lo conocemos.

La investigación cualitativa pretende estudiar las cosas en su entorno natural, intenta encontrar sentido a los fenómenos o interpretarlos en términos de los significados que la gente les concede, empleando una perspectiva global que preserva las complejidades del comportamiento humano. Sus aplicaciones son múltiples ya que puede ser usada para generar nuevas teorías, describir puntos de vista, crear instrumentos de medida, ilustrar significados o intentar comprender fenómenos.

La investigación cualitativa se caracteriza por el uso de una gama particular de métodos con la finalidad de explorar áreas sustantivas sobre las cuales se conoce poco o mucho pero se busca obtener un conocimiento nuevo. También se pueden usar para obtener detalles complejos de algunos fenómenos, tales como sentimientos, procesos de pensamiento y emociones, difíciles de conocer por otros métodos de investigación. De este modo, la investigación cualitativa genera conocimiento adicional y distinto del conocimiento generado por la investigación cuantitativa, lo que incrementa la comprensión de la totalidad del fenómeno.

La investigación cualitativa responde a aquellas preguntas en las que se pretende describir, entender o explicar un fenómeno particular. Pueden responder al qué, al por qué o al cómo, pero obviamente no responden a cuántos o a con qué frecuencia.

Ejemplos de preguntas que deben ser contestadas con metodología cualitativa pueden ser:

  • ¿Qué significa esta intervención para el paciente?
  • ¿Qué dificulta su estancia en el hospital?
  • ¿Qué le puede ayudar a mejorar su vivencia en relación al dolor?

Otro aspecto a destacar es el hecho que la pregunta de investigación se plantea de manera provisional y que las fases se estructuran basándose en un proceso circular y abierto que comporta la elección de un método para acceder al conocimiento del proceso que se quiere estudiar.

Perspectivas y métodos en la investigación cualitativa

Existen diferentes perspectivas y métodos en la investigación cualitativa, las más utilizadas en ciencias de la salud provienen del paradigma constructivista y son la fenomenología, la etnografía y la teoría fundada (Grounded Theory).

Fenomenología

La fenomenología tiene como disciplina raíz la filosofía y trata de comprender la naturaleza del ser y la experiencia vivida. Valles describe la confusión que existe en torno a la palabra fenomenología y señala que dicha confusión proviene de las distintas posturas respecto al significado atribuido a esta perspectiva.

La fenomenología es la base filosófica de tres modelos de enfermería. El primero es de Paterson y Zderad, publicado en 1976. El segundo es el de Parse, quien en 1981 publica su modelo Hombre-vida-salud y señala que la única metodología aceptable para demostrar su teoría es la investigación cualitativa. El tercero, publicado en 1985, es el de la filosofía y ciencia de los cuidados de Watson, el modelo más reciente, que parte de una perspectiva fenomenológica existencial.

La pregunta de investigación, dentro de esta perspectiva, está relacionada con el significado de una experiencia vivida. Así, comprender esta experiencia requiere que la persona interprete su experiencia para el investigador y que éste a su vez interprete la explicación facilitada por la persona que ha tenido la vivencia. La recolección de datos se realiza principalmente a través de la entrevista en profundidad y las anécdotas escritas de experiencias personales. Un estudio interesante desde esta posición es el realizado sobre la experiencia de los pacientes con oxígeno domiciliario. El autor identifica cuatro categorías que explican la actitud y la experiencia de los pacientes. Esta visión de los pacientes con oxígeno domiciliario, que incluye en una de las categorías identificadas el aislamiento social, puede ayudar a los profesionales a ajustar sus cuidados a las necesidades reales de los pacientes. Otro ejemplo es el estudio de Gravelle que analiza la experiencia de los padres que cuidan a niños con enfermedades progresivas. El autor afirma que los padres experimentan ciclos en el manejo de la adversidad que se repiten en cada cambio importante del estado de sus hijos. Este conocimiento puede ser incorporado en el cuidado de los niños y de los padres y ayudarles en cada una de las fases de los ciclos.

Etnografía

Los orígenes de la etnografía se sitúan en la antropología pero su uso se ha extendido a otras disciplinas, incluida la enfermería. La perspectiva etnográfica aporta los mecanismos para estudiar nuestra propia cultura y la de los demás, incluidos la sociedad y los grupos sociales, y se caracteriza por la participación del investigador en la vida cotidiana de la gente de manera abierta o encubierta. Es una participación extensa en el tiempo y se precisa una actitud de escucha. El interés no está en el comportamiento, sino en el significado del comportamiento. La etnografía trata de establecer un reflejo de lo que sucede y, por lo tanto, interpreta los significados atribuidos a objetos o eventos, y estos significados son contrastados por miembros del estudio. Utiliza como técnicas la observación participante junto con las entrevistas y las técnicas documentales.

Dentro de la disciplina enfermera, un grupo de teóricas lideradas por Madeleine Leininger han desarrollado, a partir de la teoría de los cuidados transculturales, la etnoenfermería. Leininger considera que “el foco intelectual y de la práctica de la enfermería más unificador, dominante y central es el cuidado”, y afirma que el método etnológico constituye el enfoque lógico y válido para estudiar los cuidados. Estas premisas son las que la llevan, junto con su grupo, a definir la etnoenfermería como “el estudio y la clasificación sistemática de las creencias, los valores y las prácticas de los cuidados de enfermería percibidos cognitivamente por una cultura dada, a través de su lenguaje local, experiencias, creencias y sistema de valores”. Otros autores identifican problemas relacionados con el empleo de esta perspectiva por las enfermeras, los más destacados son la escasa familiarización con la cultura o su idioma y la dificultad en la interpretación de los hallazgos.

La pregunta de investigación planteada desde esta perspectiva está relacionada con los valores, las creencias y las prácticas de grupos culturales. El método de recolección de datos es la observación participante y las entrevistas sin estructurar; también se emplean documentos, fotografías, mapas y arboles genealógicos.

Utilizando esta perspectiva, Savage explora la noción de proximidad en las relaciones paciente-enfermera y averigua que estas relaciones están afectadas por los recursos de los que disponen las enfermeras; estos hallazgos tienen una gran implicación en la planificación de los cuidados. Para la enfermería, una de las aportaciones de la etnografía ha sido su contribución a la promoción de cuidados específicos en función de la diversidad cultural.

Teoría fundada (Grounded Theory)

La teoría fundada o Grounded Theory (GT) se basa en el interaccionismo simbólico, que tiene muchos puntos en común con la fenomenología. De hecho, algunos autores señalan que el origen de la GT proviene directamente de la fenomenología. El objetivo de la GT es generar teoría a partir de los datos. La palabra Grounded significa que la teoría se genera a partir de la investigación y que sus raíces se sitúan en los datos a partir de los cuales se obtiene la teoría. Las fases de la investigación: la observación de los investigadores, la recolección de los datos, la organización de los datos y la emergencia de la teoría ocurren de manera simultánea.

La GT asume la postura de que lo fundamental es centrarse en las experiencias e interpretaciones de los fenómenos por parte de la gente que los vive, no siendo imprescindible que el investigador tenga la experiencia del fenómeno que estudia (17]. El tipo de pregunta formulada desde la teoría fundada está relacionado con los procesos básicos de la interacción. Además de la entrevista sin estructura, las técnicas documentales y la observación participante, como métodos para desarrollar teoría, utiliza la técnica introducida en España por J. Ibañez, denominada Grupo de Discusión (GD) o también grupo focal por influencia anglosajona. El GD, encuadrado en las técnicas de conversación, logra establecer una reproducción teatral de la realidad en condiciones más o menos controladas. Su objetivo fundamental es el estudio de las representaciones sociales (sistemas de normas y valores, imágenes asociadas a instituciones, colectivos y objetos, tópicos) que surgen a partir de la confrontación discursiva de sus miembros.

Dentro del campo de las ciencias de la salud, los autores que inician su empleo fueron Glaser y Strauss a finales de los sesenta. Uno de los primeros estudios que se realizaron con esta metodología fue sobre el profesional de enfermería y el paciente moribundo y lo desarrolló una enfermera llamada Jeanne Quint Benoliel. Posteriormente, Artinian reafirma la importancia de la GT para la disciplina enfermera y establece cuatro modalidades de razonamiento enfermero dentro de la GT. Cada una de las modalidades tiene un objetivo distinto, lo que genera una visión mucho más amplia que la que puede ofrecer la metodología cuantitativa.

Según la autora, esta descripción amplia y clara del fenómeno permite una mayor comprensión y, por lo tanto, un mayor control de la práctica enfermera.

Metodología cualitativa y metodología cuantitativa

Existe una clara supeditación de los métodos a los objetivos y al marco teórico de la investigación. Los métodos son las herramientas de los investigadores y, por lo tanto, permiten acercarse o entender lo que está ocurriendo. Si el investigador sólo conoce un método, dispone únicamente de una forma de resolver el problema o de acercarse a la realidad, hecho que constituye una clara limitación.

Así, cuando el objetivo es describir, relacionar, explicar o predecir, con toda seguridad la opción más adecuada es la metodología cuantitativa. Cuando los procesos a estudiar implican comprender, transformar o cambiar los significados creados y compartidos por personas, grupos y comunidades, los métodos cualitativos son claramente los más adecuados.

Cuando el objetivo es evaluar o valorar, ambas metodologías pueden dar respuesta a la pregunta planteada.

Existen al menos tres razones que respaldan la idea de que, cuando se abordan los problemas de evaluación con los instrumentos más apropiados, es necesario emplear una combinación de los métodos cualitativos y cuantitativos.

  • La primera razón es que una evaluación global debe resultar interesante tanto por el proceso como por el resultado. Al ser múltiples los propósitos a analizar se requiere de una variedad de métodos.
  • La segunda razón indica que se produce una vigorización mutua de los diferentes tipos de métodos, que brindan percepciones que ninguna de las dos metodologías podría brindar por separado.
  • La tercera razón es que sólo cabe llegar a la verdad mediante el empleo de múltiples técnicas que permitan efectuar las correspondientes triangulaciones, contribuyendo a corregir los inevitables sesgos.

Criterios evaluativos de la calidad de los estudios cualitativos

La evaluación de la calidad de una investigación cualitativa dentro de la PBE se ha establecido basándose en la respuesta a las tres preguntas clave para la lectura crítica:

  • ¿Son válidos los resultados del estudio?
    • ¿Eran los participantes del estudio relevantes para la pregunta de la investigación? ¿Fue razonada su selección? La selección de los participantes debe estar razonada y su inclusión debe ser relevante para la pregunta de investigación.
    • ¿Eran los métodos de la recogida de datos apropiados para los objetivos y el marco de la investigación? El método de recogida de datos debe ser apropiado para el objetivo y el marco de la investigación.
    • ¿La recogida de datos fue minuciosa para apoyar la descripción de los eventos observados? El proceso de recogida de datos, que incluye estudios de campo, entrevistas y análisis de documentos, debe ser minucioso para apoyar la descripción de los eventos observados.
    • ¿Los datos fueron analizados apropiadamente y los resultados fueron corroborados adecuadamente? Los datos deben ser analizados apropiadamente y los hallazgos se deben corroborar usando varias fuentes de información; más de un investigador para recoger y para analizar las informaciones en bruto; un investigador comprueba si los puntos de vista de los participantes han sido interpretados adecuadamente o por comparación con teorías sociales existentes de la ciencia.
  • ¿Cuáles son los resultados?
  • ¿Me resultarán útiles los resultados en el cuidado de mis pacientes? ¿Son válidos los resultados del estudio?.

Investigación cualitativa y evidencia

El término evidencia se usa poco dentro del ámbito de la investigación cualitativa, en contraste con la investigación cuantitativa. La investigación cuantitativa, entre otros objetivos, se diseña para demostrar hipótesis, para determinar si una intervención puede causar más daños que beneficios y para identificar qué factores de riesgo predisponen a las personas a padecer una enfermedad. Igualmente importante, la investigación cualitativa permite conocer fenómenos emocionales y experimentales dentro de los cuidados y determinar qué, cómo y el porqué.