Derecho‎ > ‎Grado en Derecho‎ > ‎Derecho Penal II‎ > ‎

Delitos contra la salud pública

Contenidos

  1. 1 Elaboración y tráfico de sustancias nocivas
    1. 1.1 Ámbito objetivo
    2. 1.2 Ámbito subjetivo
    3. 1.3 Pena
  2. 2 Tráfico con incumplimiento de las fórmulas legales y reglamentarias previstas
    1. 2.1 Ámbito objetivo
    2. 2.2 Ámbito subjetivo
    3. 2.3 Pena
  3. 3 Delitos relativos a los medicamentos
    1. 3.1 Ámbito objetivo
    2. 3.2 Ámbito subjetivo
    3. 3.3 Pena
    4. 3.4 Concurso
    5. 3.5 Tipos cualificados
  4. 4 Delitos relativos a los productos alimentarios
  5. 5 Elaboración o tráfico ilegal de productos alimentarios
    1. 5.1 Ámbito objetivo
    2. 5.2 Ámbito subjetivo
    3. 5.3 Pena y concurso
      1. 5.3.1 Concursos
  6. 6 Adulteración de sustancias destinadas al consumo alimentario
    1. 6.1 Ámbito objetivo
    2. 6.2 Ámbito subjetivo
    3. 6.3 Pena y concurso
  7. 7 Manipulación de animales destinados al consumo
    1. 7.1 Ámbito objetivo
    2. 7.2 Ámbito subjetivo
    3. 7.3 Pena y concursos
      1. 7.3.1 Concurso
  8. 8 Envenenamiento de aguas o de sustancias alimenticias
    1. 8.1 Ámbito objetivo
    2. 8.2 Ámbito subjetivo
    3. 8.3 Pena y concurso
  9. 9 Delitos contra la salud pública relativos al tráfico de drogas tóxicas
    1. 9.1 Punición de las formas de resolución manifestada
    2. 9.2 Decomiso
    3. 9.3 Apreciación de la reincidencia en atención a sentencias dictadas por Órganos Jurisdiccionales extranjeros
    4. 9.4 La figura del arrepentido
    5. 9.5 Cuantía de las multas
    6. 9.6 Prelación de pagos para satisfacer las responsabilidades pecuniarias derivadas del delito
    7. 9.7 Ámbito objetivo
    8. 9.8 Ámbito subjetivo
    9. 9.9 Antijuridicidad
    10. 9.10 Culpabilidad
    11. 9.11 Autoría y participación
    12. 9.12 Formas de ejecución
    13. 9.13 Pena y concurso
    14. 9.14 Tipos cualificados
      1. 9.14.1 Cualificación de primer grado
      2. 9.14.2 Cualificación de segundo grado
    15. 9.15 Ámbito objetivo
    16. 9.16 Ámbito subjetivo
    17. 9.17 Pena
  10. 10 Delitos especiales impropios

Elaboración y tráfico de sustancias nocivas

La regulación de estos delitos se basa en la necesidad de satisfacer el Art. 43 CE, se reconoce el derecho a la protección de la salud. 2 Compete a los Poderes Públicos organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y de prestaciones y servicios sanitarios necesarios. La ley establecerá los derechos u deberes de todos al respecto. Y puede considerarse procedente del Código de 1822.

El bien jurídico tutelado es la salud pública, entendida como el nivel de bienestar físico y síquico que afecta a la colectividad o generalidad de ciudadanos. Es una ley penal en blanco, pues se remite a las normas alusivas a esta materia.

Se pude dividir en dos tipos penales:

  1. Delitos contra la salud pública relacionados con el comercio. 359-367

  2. Delitos relativos al tráfico de drogas. 368-378

Ámbito objetivo

El 359, castiga al que, sin hallarse debidamente autorizado, elaborase sustancias nocivas para la salud o productos químicos que puedan causar estragos o los despache o suministre o comercie con ellos.

- Elaboración de sustancias nocivas o productos químicos que puedan causar estragos, esto es la fabricación y venta y no la personal utilización.

- El tráfico de estos productos.

El objeto material está compuesto por un producto químico o sustancia nociva. Han de ser peligrosos o nocivos por sí mismo y no por las manipulaciones que hayan podido experimentar.

Estamos ante una norma penal en blanco, hay que acudir a otras normas para saber cuales son esas sustancias y cómo se obtiene la autorización para poder tenerlas.

Es indispensable para la consumación del delito que no exista autorización. No es preciso comprobar en el caso concreto que la falta de autorización haya supuesto, efectivamente un peligro para el bien jurídico amparado, sino que la ley ha decidido castigar estos hechos por ser peligrosos. En el supuesto que hubiese concurrido un error vencible sobre esta autorización, se estará a lo decretado en el art. 14 CP.

Es un delito de peligro abstracto o consumación anticipada, en que la ilicitud no precisa de una lesión, en el que el bien jurídico protegido es la salud o seguridad colectiva.

El sujeto activo puede serlo cualquiera, siempre que no se encuentre facultado para elaborar, despachar, suministrar o comerciar las sustancias o productos a que se alude.

El sujeto pasivo debe diferenciarse:

  • En el caso de sustancias nocivas, podrá serlo cualquier persona que, a título individual, pudiera resultar afectado.

  • Tratándose de productos químicos, la alusión a estragos hace imprescindible una pluralidad de perjudicados.

El delito estará consumado desde el primer despacho, suministro o comercialización. Puede haber formas imperfectas de ejecución.

Ámbito subjetivo

El 359, es un delito que se comete por dolo genérico, pues no requiere intencionalidad especial alguna, aunque la realidad pruebe que en la mayoría de los casos, se produce la concurrencia de lucro.

Es factible la forma culposa, por imprudencia grave según 367 CP.

Pena

La sanción será de prisión de 6 meses a tres años y multa de 6 a 12 meses e inhabilitación especial para profesión o industria por tiempo de 6 meses a 2 años.

Las formas imperfectas disfrutarán de las minoraciones previstas en el CP.

Tráfico con incumplimiento de las fórmulas legales y reglamentarias previstas

Ámbito objetivo

El art. 360 CP, castiga al que, hallándose autorizado para el tráfico de las sustancias nocivas o productos químicos, los despache o suministre sin cumplir con las formalidades previstas en las Leyes y reglamentos.

La acción típica es la expendición de las sustancias del art. 359, con claro abuso de la autorización que, para ello, se hubiera otorgado. Tiene cabida la expendición de estupefacientes sin exigir receta o cantidades no permitidas, el almacenamiento de explosivos, la venta de sustancias tóxicas muy volátiles y la venta de productos nocivos con instrucciones incorrectas con respecto a su aplicación alimentaria.

El sujeto activo puede serlo cualquiera que esté facultado para practicar este tráfico, por lo cual estamos ante una ley penal en blanco, hay que acudir a las normas donde especifica qué formalidades hay que seguir para despachar o suministrar dichas sustancias.

Sujeto pasivo puede serlo todo aquél que resulte afectado y en general, la sociedad.

Se ofrece como un delito de peligro abstracto que, por lo tanto, es consumado cuando se despachan o suministran los productos.

Ámbito subjetivo

El 360, responde a la forma dolosa, sin que pueda hacer oposición a la apreciación imprudente, por el 367, en satisfacción del art. 12.

Pena

La pena es de multa de 6 a 12 meses e inhabilitación para la profesión u oficio de 6 meses a 2 años.

La forma imprudente, se aplicará la pena inferior en grado.

Delitos relativos a los medicamentos

El 361 y 362, contienen una nota común que es el concepto de medicamento, que puede ser definido como toda sustancia química con operatividad para producir determinados efectos curativos en las personas. Su concepto queda circunscrito a la tutela de la salud humana, con exclusión de los productos veterinarios.

Existen un tipo básico y tres cualificados, todos ellos en forma dolosa, si bien es aceptable su comisión culposa o imprudente, según 367.

Ámbito objetivo

El art. 361 castiga a los que expendan o despachen medicamentos deteriorados o caducados o que incumplan las exigencias técnicas relativas a su composición, estabilidad y eficacia o sustituyan unos por otros y con ello pongan en peligro la vida o la salud de las personas. La conducta ofrece dos posibilidades:

  1. Expender o despachar medicamentos deteriorados, caducados o que incumplan las exigencias técnicas relativas a su composición, estabilidad y eficacia.

  2. Sustitución de unos medicamentos por otros, fuera de los casos autorizados por la ley.

En ambos casos se ha de provocar una puesta en peligro para la salud de las personas, bien jurídico protegido, lo que es necesario que presenciamos un delito de peligro concreto.

La consumación acontece cuando se vende o sustituyan los medicamentos, con creación de peligro para las personas.

Sujeto activo, puede ser cualquiera, aunque en teoría estaría restringido a los farmacéuticos y sus dependientes. Su perpetración por otro sujeto, permitiría la apreciación del delito de intrusismo, dándose lugar a un concurso ideal entre éste y el 361.

Se puede realizar las formas imperfectas de ejecución y participación.

Ámbito subjetivo

La redacción del tipo obedece a su forma dolosa genérica, por cuanto no se exige animus especial alguno, permitiéndose la imprudencia, s/ 367.

Pena

Se impone al autor la prisión de 6 meses a 2 años, multa de 6 meses a 18 e inhabilitación especial para profesión u oficio de 6 meses a 2 años.

La forma imprudente se le aplicará la pena inferior en grado. S/ 367.

Concurso

Con el intrusismo.

Tipos cualificados

Art. 362, El delito puede cometerse de los siguientes modos:

1. Alterar, al fabricar o elaborar el medicamento, la cantidad, la dosis o la composición genuina, según lo autorizado o declarado, privándose de su eficacia terapéutica.

El sujeto activo, el fabricante, pone en peligro la salud de las personas, porque durante el proceso de elaboración, se altere bien la composición o la dosis. En todo lo demás coincide con el tipo básico.

2. Imitar o simular medicamentos o sustancias productoras de efectos beneficiosos para la salud, dándoles apariencia de verdaderos.

La cualificación resulta de la especialidad del dolo, concretada en la intención de vender y/o utilizar tales medicamentos, la acción consiste en engañar acerca de lo genuino del producto.

3. Tenencia en depósito, anuncio, publicidad, ofrecimiento, exhibición, venta, facilitación o utilización en cualquier forma de los medicamentos referidos.

Agravación operada por el dolo específico consistente en venderlas o destinarlas a las personas, delito de peligro sobre la salud de las personas.

La pena será de prisión, multa e inhabilitación especial para profesión u oficio.

Se eleva la pena por cualificación del sujeto activo, por ser farmacéutico o director técnico de laboratorio.

La cualificación del hecho concreto en atención a las circunstancias concretas del sujeto activo y del hecho es competencia del Juzgador. Penas superiores en grado.

Delitos relativos a los productos alimentarios

Estos delitos responden a la necesidad de amparar los intereses del consumidor en su dimensión alimentaria y en la medida en que pudiera perjudicar su salud.

La regulación penal de esta materia debe considerarse circunscrita a las situaciones especialmente graves que pudieran escapar al control practicado por la Admón., la sanción se desarrollaría en la esfera penal, en cuyo favor deberá inhibirse la administración, para evitar el bis in idem. El bien jurídico protegido es la salud pública.

Es un delito de peligro, dado que la sola generación de un riesgo para la salud de las personas es suficiente para dar vía libre a la intervención penal. A veces el peligro parece abstracto y otras concreto, será mejor agruparlos bajo la configuración de delitos de aptitud, caracterizados por la idoneidad de la conducta para ocasionar resultados dañinos, lo que permite defender que, la concreción en un solo individuo, permitirá un concurso de delitos.

Es una norma penal en blanco, ya que siempre habrá una conculcación de la normativa reguladora de los alimentos, tanto de las normativas nacionales como comunitaria.

Según el 366, se podrá imponer la medida de clausura del establecimiento, fábrica, laboratorio o local por tiempo hasta 5 años y en los supuestos de extrema gravedad podrá decretarse el cierre definitivo conforme lo previsto en el 129.

Hay que diferenciar entre:

Elaboración o tráfico ilegal de productos alimentarios

Ámbito objetivo

El 363, castiga a los productores, distribuidores o comerciantes que pongan en peligro la salud de los consumidores que realicen cualquiera de las siguientes conductas:

  • Ofrecer en el mercado productos alimentarios con omisión o alteración de los requisitos establecidos en las Leyes o Reglamentos sobre caducidad y composición.

  • Fabricar o vender bebidas o comestibles destinados al consumo público y nocivos para la salud.

  • Traficar con géneros corrompidos.

  • Elaborar productos cuyo uso no se halle autorizado y sea perjudicial para la salud, o comerciando con ellos.

  • Ocultar o sustraer efectos destinados a ser inutilizados o desinfectados, para comerciar con ellos.

Son delitos especiales, la condición del sujeto activo sólo puede ser ostentada por productores, distribuidores y comerciantes, que intervengan a lo largo de la red alimentaria.

Por género corrompido, hay que entender los que estén dañados,, podridos o echados a perder, por lo que conlleva un riesgo para la salud.

Para la consumación es bastante hallar estos productos a disposición de venta.

Es factibles un concurso real con un delito contra la propiedad al que cabe acumular el resultado lesivo.

Es un delito de peligro concreto, por tal motivo deberá ser objeto de prueba el nexo causal entre las conductas y el peligro.

El sujeto pasivo lo son tanto los consumidores como los usuarios.

Son admisibles las formas imperfectas de ejecución y de participación, excepción hecha de los trabajadores en el cumplimiento de las tareas inherentes a su puesto de trabajo, siempre que se hallaren actuando a tenor de las órdenes recibidas del empresario.

Ámbito subjetivo

Es un delito doloso, en el que el conocimiento y voluntad del sujeto activo debe alcanzar tanto a la conducta como al resultado.

La forma imprudente se ampara en el 367.

Pena y concurso

La pena es de prisión de uno a 4 años, multa de 6 a 12 meses e inhabilitación para profesión, oficio, industria o comercio por tiempo de tres a seis meses.

Para la pena culposa o imprudente, se impondrá las penas inferior en grado.

Concursos

Cabe la estimación de un concurso ideal cuando del consumo o uso de estos productos se deriven la muerte o lesiones, en cuyo caso, se establecerá a lo decretado en el art. 77.

Adulteración de sustancias destinadas al consumo alimentario

Ámbito objetivo

Consiste la acción en la adulteración de alimentos, sustancias o bebidas destinadas al comercio alimentario con aditivos u otros agentes no autorizados susceptibles de causar daños a la salud pública.

La adulteración debe realizarse mediante el uso de sustancias, no autorizadas para el uso alimentario y aptas para lesionar la salud de las personas, delito abstracto, lo proscrito es la utilización de las sustancias y no el modo de ella.

Quedará perfeccionado por la adulteración, aunque no se llegue a tener lugar la venta del producto.

Es delito común, pero si el sujeto activo fuese propietario o responsable de producción de la fábrica se producirá una agravación en la sanción.

Como delito abstracto implica que el sujeto pasivo lo sea el colectivo social.

Ámbito subjetivo

Es un delito doloso, aunque está penada por el art. 367, la forma imprudente.

Pena y concurso

Será castigado con prisión, multa e inhabilitación para profesión, oficio, industria o comercio. Si fuera propietario o director de producción la inhabilitación se elevará.

La imprudencia se castigará conforme al 367.

Si además del peligro se lesionara un concreto bien jurídico, sólo habrá de ser castigada la lesión, por principio de subsidiariedad.

Manipulación de animales destinados al consumo

Ámbito objetivo

El 364.2 castiga varias conductas, siendo notas comunes el empleo de sustancias no permitidas que generan riesgo para la salud humana, delito de peligro abstracto y aquél se lleve a cabo sobre animales destinados al consumo en tanto no son analizados por la autoridad competente.

Tales posibilidades son

  1. Administrar a los animales cuyas carnes o productos se destinen al consumo humano sustancias no permitidas que generen riesgo para la salud de las personas o en dosis superiores o para fines distintos a los autorizados.

  2. Sacrificar animales de abasto a los que se hayan aplicado tratamientos terapéuticos mediante sustancias no permitidas para el consumo humano.

  3. Despachar al consumo público las carnes o productos de los animales de abasto sin respetar los periodos de espera en su caso.

Son normas en blanco, pues hay que contemplarlas con las normas relativas a sustancias indeseables en la alimentación animal, aditivos en la alimentación de los animales, etc.

La consumación se produce, respectivamente, por la administración de sustancias no permitidas, por el sacrificio y por el despacho al público de las carnes.

El sujeto activo es el productor de animales para consumo humano, el pasivo, al ser un peligro abstracto es la sociedad en su conjunto.

Existe tentativa y participación.

Ámbito subjetivo

El dolo concurre en todas sus formas de acción y es posible la imprudencia por el art. 367.

Pena y concursos

La punición es prisión, multa e inhabilitación.

La atenuación punitiva que resulta de la imprudencia será la pena inferior en grado.

Concurso

Caso de apreciarse un concreto daño sobre personas, el delito de lesión absorberá al de peligro, conforme al principio de subsidiariedad.

Envenenamiento de aguas o de sustancias alimenticias

Ámbito objetivo

El art. 365 castiga al que envenenare o adulterare con sustancias infecciosas u otras que puedan ser gravemente nocivas para la salud, las aguas potables o las sustancias alimenticias destinadas al uso público o al consumo de una colectividad de personas.

La conducta se puede ejecutar:

  • Envenenando o adulterando, con sustancias infecciosas, las aguas potables.

  • Envenenando o adulterando, con sustancias infecciosas, las otras sustancias por su parte destinadas al uso público o al consumo por una colectividad de personas.

En ambos casos, es un delito abstracto, que no precisa de una concreta creación de riesgo sobre la salud de las personas, que caso de concurrir con resultados lesivos particulares entrará en concurso con ellas.

Agua potable es aquélla que, con independencia de la que lo sea conforme a la normativa en vigor, está destinada a consumo de boca o a entrar en contacto con los alimentos.

Sustancias alimenticias son las destinadas a ser ingeridas por los seres humanos o con probabilidad razonable de serlo.

El sujeto activo, se trata de conductas comunes.

Son permisibles tanto las formas imperfectas de ejecución, como las de participación.

Ámbito subjetivo

Estos delitos son de forma dolosa, no obstante, existe posibilidad de comisión imprudente.

Pena y concurso

La pena prevista es de prisión de 2 a 6 años, sanción que será atenuada en el caso del 367, para las imprudentes pena inferior en grado.

Delitos contra la salud pública relativos al tráfico de drogas tóxicas

La regularización del CP se caracteriza por:

  1. Mantenimiento de la distinción entre el simple consumidor, impune y el traficante, objeto de castigo.

  2. Conservación de la diferenciación entre droga duras y blandas, a efectos de una mayor punición de las duras.

  3. Inclusión entre las sustancias típicas, de los precursores o materias empleadas en la manipulación y obtención química de cierta droga.

  4. Previsión de supuestos agravados para ciertos sujetos u organizaciones, por el tráfico en ámbitos especialmente protegidos o si el tráfico es de gran cantidad. Y tutela reforzada de los menores o incapaces o personas en tratamiento deshabituador como sujetos pasivos del tráfico.

  5. Agravación general de las penas para todos los supuestos de tráfico.

  6. Agravación y persecución del tráfico organizado y el blanqueo de dinero.

  7. Previsión del tipo como delito de tenencia, de forma que queda consumado con la tenencia de droga ara destinarla al tráfico, aunque no llegue a producirse.

  8. Naturaleza voluntaria del tratamiento deshabituador, si bien impulsado por la concesión del beneficio de suspensión de la condena.

  9. Reforzamiento de las medidas económicas tocantes al funcionamiento de las empresas o asociaciones dedicadas al tráfico y al comiso.

El bien jurídico protegido ha generado gran debate entre la doctrina, pero el TS ha determinado que es la salud pública, la salud de la comunidad.

El delito es de peligro abstracto y de resultado cortado o consumación anticipada.

El objeto común es la droga, concepto en el cual se incluye tanto los estupefacientes, narcóticos y analgésicos, como las sustancias psícotrópicas, que actúan sobre la sique, alterando el ánimo, la percepción y el conocimiento, para generar una situación de dependiencia, toxicomanía o drogodependencia, reúne las siguientes notas:

  1. Deseo irreprimible de consumir droga y obtenerla por cualquier medio.

  2. Tendencia a elevar la dosis.

  3. Dependencia física y psíquica, capaz de generar, para el caso de privación, el síndrome de abstinencia.

  4. Efectos perniciosos para la salud.

Punición de las formas de resolución manifestada

En consonancia con el sistema de numerus clausus previsto en los art. 17.3 y 18.2, dispone el art. 373, que la provocación, la conspiración y la proposición para cometer los delitos previstos en los 368 al 372, se castigarán con la pena inferior en uno o dos grados a la que corresponde.

El TS admite la conspiración, concierto de dos o más personas para la ejecución de un delito que resuelven ejecutar. Exige que esté relacionada con alguna infracción constitutiva de delito y la concurrencia de dos o más personas, cada una de ellas aptas para ser sujeto activo, que acuerdan sus voluntades mediante pacto scaeleris y aparezcan animados de una resolución firme de ser coautores de un concreto delito. No es preciso el inicio de una ejecución material delictiva, pero sí que los conspiradores decidan el desarrollo de una actividad precisa y concreta. Sin que lleguen a tener disponibilidad de la sustancia.

El desistimiento de la resolución proyectada no conlleva la impunidad de la conspiración.

Decomiso

Art 374.

El decomiso de las drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, los equipos, materiales y sustancias, así como los bienes, medios, instrumentos y ganancias de los delitos previstos, además de las penas que corresponda imponer por el delito cometido.

Teniendo en cuenta el 127 y las siguientes normas:

  1. Las drogas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas serán destruidas por la autoridad administrativa bajo cuya custodia se encuentren, salvo que la autoridad judicial haya ordenado su conservación.

  2. Para garantizar el decomiso, los bienes, medios, instrumentos y ganancias podrán ser aprendidos o embargados y puestos en depósito por la autoridad judicial desde el momento de las primeras diligencias.

  3. La autoridad judicial podrá acordar que, con las debidas garantías para su conservación y mientras se sustancia el procedimiento, el objeto de decomiso, si fuese de lícito comercio, pueda ser utilizado provisionalmente por la policía judicial encargada de la represión de tráfico ilegal de drogas.

  4. Si, por circunstancias, no fuera posible el decomiso de los bienes y efectos señalados en el párrafo anterior, podrá acordarse el de otros por un valor equivalente.

  5. Cuando los bienes, medios, instrumentos y ganancias del delito haya desaparecido del patrimonio de los presuntos responsables, podrá acordarse el decomiso de su valor sobre otros bienes distintos incluso de origen ilícito, que pertenezcan a los responsables.

Los bienes decomisados (374.2) podrán ser enajenados, sin esperar el pronunciamiento de firmeza de la sentencia, cuando el propietario haga expreso abandono de ellos o cuando su conservación pueda resultar peligrosa para la salud o seguridad pública o dar lugar a una disminución importante de su valor. Cuando concurran estos supuestos, además, la autoridad judicial ordenará la enajenación, bien de oficio o a instancia del MF, el abogado del estado o la representación procesal de las comunidades autónomas y previa audiencia del interesado.

El importe de la enajenación, que se realizará por cualquier medio legal previsto, queda depositado a resultas del correspondiente proceso legal, una vez deducidos los gastos de cualquier naturaleza que se hayan producido.

El 374.3, establece que en estos delitos, los jueces y tribunales que conozcan de la causa podrán declarar la nulidad de los actos o negocios jurídicos en virtud de los cuales se hayan transmitido, gravado o modificado la titularidad real o derechos relativos a los bienes y efectos señalados.

Los bienes decomisados por sentencia, que no puedan ser aplicados a la satisfacción de las responsabilidades civiles derivadas del delito ni de las costas procesales, serán adjudicados al Estado. Esta adjudicación al Estado deja sin efecto el 127, relativo a la venta de los mismos, si son de lícito comercio y su aplicación a la satisfacción de las responsabilidades civiles dimanantes del delito, art.109 y ss.

El depósito y custodia de la droga sería de competencia judicial, aunque tal disposición no queda desvirtuada por el hecho de su directa remisión, por la policía judicial, al organismo oficial competente para su análisis, custodia y ulterior destrucción.

Apreciación de la reincidencia en atención a sentencias dictadas por Órganos Jurisdiccionales extranjeros

Dispone el 375 que las condenas de Jueces o tribunales extranjeros por delitos de la misma naturaleza que los previstos en el 368-372 producirán los efectos de reincidencia, salvo que los antecedentes penales hayan sido cancelados o puedan serlo con arreglo al Derecho español.

Rige el principio de universalidad, ya que se entiende que el tráfico de drogas atenta contra los intereses sobre los que todos los Estados tienen comunes intereses.

La agravante de reincidencia se apreciará cuando las resoluciones condenatorias de Jueces extranjeros hubieren versado sobre hechos relativos al tráfico de drogas. Para ello hay un Registro Central de Penados y Rebeldes, para el control de ello.

La figura del arrepentido

El art. 376 prevé que en los delitos previstos en los art. 368-372, los Jueces, razonándolo en Sentencia, podrán imponer la pena inferior en uno o dos grados a la señalada por ley para el delito que se trate, siempre que el sujeto haya abandonado voluntariamente sus actividades delictivas y haya colaborado para identificar o capturar otros responsables o para impedir la producción del delito o el desarrollo de las organizaciones o asociaciones a las que haya pertenecido o con las que haya colaborado.

Esta norma es aplicable exclusivamente a los delitos comprendidos en los art. 368-372, presenta como característica principal, el libre arbitrio de que se revisten los Órganos jurisdiccionales para su apreciación, motivada en sentencia.

Para que se produzca se tiene que dar:

  1. Abandono voluntario de la actividad delictiva.

  2. Confesión de los hechos

  3. Colaboración con la Autoridades para el logro de alguno de los fines que se expresan.

El 376, añade la figura del arrepentido que siendo drogodependiente en el momento de comisión de los hechos, acredite que ha finalizado con éxito un tratamiento de deshabituación, siempre que la cantidad de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas no fuese de notaria importancia o de extrema gravedad, en este caso se prevé la rebaja de la pena en uno o dos grados.

Cuantía de las multas

Art 377. Establece que para la determinación de la cuantía de las multas que se impongan en aplicación del art. 368-372, el valor de la droga objeto del delito o de los géneros o efectos intervenidos será el precio vinal del producto o en su caso, la recompensa o ganancia obtenido por el reo.

Prelación de pagos para satisfacer las responsabilidades pecuniarias derivadas del delito

Art 378. Se establece una prelación de los pagos que se efectúen por el penado por uno o varios de los delitos a que se refieren los 368-372, imputándose por este orden:

  1. A la reparación del daño causado e indemnización de perjuicios.

  2. A la indemnización del Estado por el importe de los gastos que se hayan hecho por su cuenta en la causa.

  3. A la Multa

  4. A las costas del acusador particular o privado cuando se imponga en sentencia su pago.

  5. A las demás costas procesales, incluso las de la defensa del procesado.

Se altera el orden impuesto en el 126, al anteponer el pago de la multa a las costas.

Ámbito objetivo

El delito de tráfico de drogas, cuya conducta típica, que tiene por objeto el favorecimiento o facilitación del consumo ilegal de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas se concreta en:

1. Promover, favorecer o facilitar el consumo de drogas, a través de actos tales como el cultivo, de la adormidera, la coca o el cannabis, la fabricación y el tráfico.

Por lo que respecta al tráfico, cabe ubicar todo acto, coincidente o no con el concepto que de él quepa trascender del Derecho Mercantil, que conlleve al consumo, puede ser: la donación, la invitación a consumir, la permuta, el suministro de tercero en pago de servicios, la compra para tercero basándose en una amistad preexistente, el transporte, la intermediación.

La obtención de lucro es ajena al tipo.

2. Posesión de las referidas sustancias con el fin de promover, favorecer o facilitar su ilegal consumo.

Se castiga la posesión orientada a esos exclusivos fines, por lo que se sanciona tanto el cultivo como la elaboración, de modo que la posesión sólo será castigada si está presidida por la intención de traficar. Dicha intención, deberá ser objeto de prueba, tratándola de obtener del consumo de elementos objetivos concurrentes. Se atenderá a la cantidad de droga intervenida, su pureza, a la personalidad del poseedor drogodependiente o no y a las circunstancias de la aprehensión.

El autoconsumo, la posesión para consumir, no son punibles.

No es punible el consumo compartido cuando se trata de adictos, cuando tiene lugar en un sitio cerrado, cuando la cantidad destinada al consumo es insignificante, tiene lugar entre pequeños grupos, los consumidores son personas ciertas y determinadas y el consumo es inmediato.

Las donaciones a familiares drogadictos para deshabituarlos son atípicas.

La posesión comporta la necesaria disponibilidad sobre la droga.

La frontera entre el autoconsumo y el tráfico era fijada hasta ahora, por la jurisprudencia en atención a la cuantía de lo intervenido y el tipo de droga. El servicio de información toxicológica ha elaborado una tabla con las cantidades que se consideran para autoconsumo.

La consumación del delito se produce tanto por el tráfico como por la posesión, siendo generalizada la doctrina jurisprudencial que sólo se manifiesta proclive a la apreciación de las formas consumadas.

El objeto de la sanción, es el favorecimiento o facilitación de drogas, drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas que dañan la salud.

Son drogas duras, según el TS, aquellas que originan tolerancia, producen dependencia física y síquica y deterioran, con su ingestión, gravemente el organismo humano, entre ellas:

  • LSD, Speed, heroína, cocaína, anfetaminas, dexidrina, centramina y éxtasis entre otras.

Se considera drogas blandas:

  • el hachis, la marihuana, el buprex, la grifa, el Rivotril, Rohipnol.

El sujeto activo es el propio de un delito común, cualquiera

El sujeto pasivo es la sociedad en su conjunto, dado que es ésta la que soporta el riesgo nacido de estas sustancias, de modo que el bien jurídico protegido, es la salud pública.

Ámbito subjetivo

La conducta precisa la concurrencia de un especial animus, consistente en el potencial destino al tráfico que, a las sustancias citadas, se le va a dar y que denotaría la forma dolosa de aquella.

Por ello el autoconsumo no es sancionable.

La presencia de tal intencionalidad del sujeto activo ha de quedar probada en el curso del proceso.

El dolo exige:

  • Conocimiento de que la sustancia objeto del delito es un estupefaciente proscrito.

  • Resolución de ejecutar actos de tráficos.

Antijuridicidad

El TS rechaza el estado de necesidad como causa de justificación, e inclusive, de inculpabilidad, porque el mal causado no es menor o igual que el que se pretendía eludir. La jurisprudencia suele rechazar esta causa de justificación en el tráfico de drogas duras, porque éstas ocasionan gravísimas consecuencias.

No es admisible la estimación de la penuria económica como causa de justificación, dado que, ésta no puede ser antepuesta a los gravísimos perjuicios que puedan ser irrogados a la salud colectiva.

Culpabilidad

El TS admitió la posibilidad de los errores de tipo y de prohibición en este delito, aunque indicaron que la invocación del error de prohibición no es acogible en las infracciones cuya ilicitud es evidente por su noticiosidad generalizada.

Autoría y participación

En principio se excluye las formas accesorias de participación y sólo excepcionalmente se admite la complicidad. Basta la posesión mediata para consumar el tipo, se erigen en coautores todos los que conscientemente, colaboran con el tráfico, llámese vigilantes, transportadores, tenedores o receptor por correo de un envío. Esta coautoría se aproxima al concepto de cooperador necesario para la comisión del delito.

La complicidad y el encubrimiento encuentran difícil aceptación, si bien debe recalcarse que se puede dar, la complicidad ha sido reconocida por la doctrina del TS, la aprecia cuando se auxilia, de modo directo y secundario para la efectividad del título a ejecutar por otro.

La provocación, cooperación y conspiración se castigará con la pena inferior en grado.

Formas de ejecución

La jurisprudencia ha mantenido de forma constante que se trata de una infracción que se proyecta en una actividad unida a un peligro abstracto , sin que sea necesario el acto del tráfico para su consumación.

No se admite la tentativa generalmente, aunque a veces ha sido admitida.

Pena y concurso

Hay una distinción entre drogas duras y blandas.

En el caso de las duras, el autor es castigado con prisión de 3 a nueve años y multa del tanto al triplo del valor de la droga objeto del delito.

La blandas, la prisión será entre 1 y tres años y multa del duplo.

Hay un concurso de delitos cuando directamente de las conductas descritas dimane una lesión en la vida o integridad física de las personas.

Más problemas ofrece un concurso con el contrabando de estas sustancias, hay autores que se manifiestan proclives a acudir a un concurso de normas, desde la perspectiva de protección del principio del non bis in idem. Por el contrario el TS, ha defendido un concurso de delitos basándose en la perspectiva de una y otra ley, los bienes jurídicos conculcados no son coincidentes.

Tipos cualificados

Arts 369-370. El CP da acogida a una cualificación de primer grado y a otra de segundo grado:

Cualificación de primer grado

El art. 369, establece la imposición de mayor pena cuando concurran las siguientes circunstancias:

  1. Cuando el culpable sea autoridad, funcionario público, facultativo, trabajador social, docente o educador y obrase en el ejercicio de su cargo, profesión u oficio.

  2. Cuando el culpable pertenezca a una organización o asociación, incluso de carácter transitorio, que tuviese como finalidad difundir tales sustancias o productos aun de modo ocasional.

  3. Cuando éste participe en otras actividades organizadas o cuya ejecución se vea facilitada por la comisión del delito. Una organización dedicada al tráfico de drogas y otra con actividad delictiva.

  4. Cuando los hechos se lleven a cabo en establecimientos abiertos al público por responsables o empleados de los mismos. Toda dependencia que se desarrolle una actividad empresarial cara al público con acceso libre a ella. No tienen tal condición los kioscos de la ONCE.

  5. Cuando las sustancias se faciliten a menores de 18 años, a disminuidos síquicos o a personas sometidas a tratamiento de deshabituación o rehabilitación. Basta dolo eventual para valorar la menor edad.

  6. Cuando la cantidad de las sustancias objetos de la conducta sea de notoria importancia.

    1. La agravante específica de cantidad de notoria importancia de drogas, sustancias estupefaciente o psicotrópicas, se determina a partir de 500 dosis referidas al consumo diario que pararece en el informe del Instituto Nacional de toxicología.

    2. Para la concreción de la agravante de cantidad de notoria importancia se mantendrá el criterio seguido por esta sala de tener exclusivamente en cuenta la sustancia base o tóxica, esto es reducida a pureza, con la salvedad del hachís y sus derivados.

    3. No procederá la revisión de las sentencias firmes, sin perjuicio de que se informe favorablemente las solicitudes del indulto para que las condenas se correspondan a lo que resulta del presente acuerdo .

    4. Para facilitar la aplicación de esta agravante específica se acompaña el informe del instituto nacional de toxicología y un cuadro donde aparezcan determinadas las cantidades que resultan de las quinientas dosis atendiendo al consumo diario.

    5. Cuando dichas sustancias adulteren, manipulen o mezclen entre sí o con otras, incrementando el posible daño a la salud.

    6. Cuando esas conductas se desarrollen en centros docentes, en centros, establecimientos o unidades militares, en establecimientos penitenciarios o en centros de deshabituación o rehabilitación o en sus proximidades.

    7. Cuando se emplee violencia o el culpable exhiban o haga uso de armas para cometer el hecho.

    8. Cuando el culpable introduzca o saque ilegalmente las referidas sustancias o productos del territorio nacional o favorezca la realización de tales conductas.

La estimación de estas circunstancias permitirá la apreciación del tipo cualificado y la imposición de la pena superior en grado, así como multa de tanto al cuadrúplo.

A la organización, asociación o persona titular del establecimiento se le impondrá una multa del tanto al triple del valor de la droga objeto del delito, el comiso de los bienes objeto del delito y de los productos y beneficios obtenidos directa o indirectamente del acto delictivo y además la autoridad judicial podrá adoptar las siguientes medidas:

  1. La pérdida de la posibilidad de obtener subvenciones o ayudas públicas y del derecho a gozar de beneficios fiscales o de la SS.SS, durante el tiempo que dura la mayor de las penas privativas de libertad.

  2. La aplicación de las medidas previstas en el art. 129, sobre clausura,cierre, etc de centros comerciales.

Cualificación de segundo grado

Se regula otra agravación, en el 370, que concurre cuando:

  1. Se utiliza a menores de 18 años o disminuidos síquicos para cometer estos delitos.

  2. Se trata de los jefes, administradores, o encargados de las organizaciones.

  3. Las conductas descritas en el 368 fuesen de extrema gravedad, considerándose tales cuando la cantidad de las sustancias excediere notablemente de la considerada como de notoria importancia o se hayan utilizado buques o aeronaves como medio de transportes o se hayan llevado a cabo simulando operaciones de comercio internacional entre empresas o se trate de redes internacionales dedicadas a este tipo de actividades o cuando concurriesen tres o más de las circunstancias previstas.

La pena será superior en uno o dos grados a las del 368, imponiéndose además una multa del tanto a triplo del valor de la droga objeto del delito.

Ámbito objetivo

El 371.1 castiga la fabricación, transporte, distribución, comercio o tenencia simple en su poder de equipos, materiales o sustancias enumeradas en los cuadros de la convención de Naciones Unidas y cualquiera otros productos adicionados al mismo convenio o que se incluyan en el futuro, a sabiendas de que van utilizarse en el cultivo, la producción o la fabricación ilícitas de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias picotrópicas- Los percusores son el conjunto de equipos, materiales o sustancias empleadas en el cultivo, producción o fabricación ilícita de drogas, estupefaciente o sustancias psicotrópicas, se hace punible los actos preparatorios del 368, siempre que se demuestre su preordenación al tráfico de las mismas.

La naturaleza del delito es material, a ser un delito de mera actividad. El delito queda consumado por cualquiera de las conductas descritas en el 371.1

Sujeto activo puede serlo cualquiera, Delito Común.

Sujeto pasivo es la sociedad, dado que es la salud del colectivo social la que es puesta en peligro con esta conducta.

Son posibles las formas imperfectas de ejecución y la participación siempre que, los colaboradores o cooperadores necesarios tengan conocimiento de la preordenación al tráfico ilícito.

Ámbito subjetivo

La conducta requiere que el sujeto activo actúe a sabiendas de que los precursores serán destinados al cultivo, producción o fabricación de drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas. El delito necesita del dolo directo, excluyéndose el indirecto y eventual.

Pena

La pena es de prisión y multa de tanto al triplo del valor de los géneros o efectos.

La nota que permite hablar de cualificación es la mayor sanción que, en atención al sujeto activo, miembros de organizaciones y sus jefes, administradores o encargados, en él se decreta.

La pena se aplicará en la mitad superior a la prevista.

Es facultad de los Órganos judiciales la imposición de la pena de inhabilitación especial para profesión o industria por tiempo de tres a seis años, y la adopción de medidas preventivas.

Delitos especiales impropios

El 372, prevé una pena específica cuando la comisión de los delitos anteriores se lleve a cabo por determinadas personas. Se trata de delitos especiales impropios, pueden ser ejecutados por cualquiera, pero tienen mayor pena los sujetos activos descritos: Empresario, intermediario financiero, facultativo, funcionario público, trabajador social, docente o educador, autoridad o agente de la misma.

La acción puede ser cualquiera de las descritas en los 368-371, correspondiendo los restantes elementos, respectivamente, con los de los tipos en ellos regulados. Por la especialidad concurrente en el agente, se practicará la imposición añadida de la pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público, profesión u oficio, industria o comercio, de tres a diez años, salvo cuando los hechos fueren realizados por autoridad o agente de la misma, en el ejercicio de su cargo, en cuyo caso se impondrá la pena de inhabilitación absoluta de 10 a 20 años.