Derecho‎ > ‎Grado en Derecho‎ > ‎Derecho Penal I‎ > ‎

Las medidas de seguridad y reinserción social

Contenidos

  1. 1 Consideraciones previas
    1. 1.1 Los orígenes de las medidas de seguridad
    2. 1.2 Principios rectores y garantías que rigen el sistema de MS
  2. 2 Presupuestos de aplicación de las medidas de seguridad y reinserción social
    1. 2.1 Comisión de un hecho previsto como delito
    2. 2.2 Probabilidad de comisión de nuevos delitos
    3. 2.3 Sujetos a quienes se les pueden imponer medidas de seguridad
      1. 2.3.1 Sujetos inimputables
      2. 2.3.2 Sujetos semiimputables
      3. 2.3.3 Sujetos extranjeros no residentes legalmente en España
      4. 2.3.4 Sujetos imputables
  3. 3 Clases de medidas de seguridad
    1. 3.1 Medidas de seguridad privativas de libertad
      1. 3.1.1 Naturaleza y finalidad
      2. 3.1.2 Sujetos destinatarios y centros de internamiento
    2. 3.2 Medidas de seguridad no privativas de libertad
      1. 3.2.1 Naturaleza y finalidad
      2. 3.2.2 Sujetos destinatarios
      3. 3.2.3 Análisis de las distintas medidas no privativas de libertad
  4. 4 La ejecución de las medidas de seguridad
    1. 4.1 Ejecución de las medidas aplicables a los sujetos inimputables
      1. 4.1.1 Imposición de medida privativa de libertad
      2. 4.1.2 Imposición de medida no privativa de libertad
    2. 4.2 Ejecución de las medidas aplicables a los sujetos semiimputables: el sistema vicarial
      1. 4.2.1 Presupuesto de aplicación
      2. 4.2.2 Normas que rigen la ejecución
      3. 4.2.3 Semiimputables condenados por delitos contra la libertad e indemnidad sexuales o delitos de terrorismo
    3. 4.3 Incumplimiento de medidas de seguridad impuestas a inimputables o semiimputables
    4. 4.4 La ejecución de la libertad vigilada como MS impuesta a sujetos imputables
      1. 4.4.1 Presupuesto de aplicación
      2. 4.4.2 Procedimiento para determinar el contenido de la libertad vigilada
      3. 4.4.3 Reglas que rigen la ejecución de la libertad vigilada
      4. 4.4.4 Incumplimiento de las obligaciones o prohibiciones en que consista la libertad vigilada
    5. 4.5 Extinción de la MS

Consideraciones previas

Los orígenes de las medidas de seguridad

El Anteproyecto del CP suizo de Stoos de 1893 recogió por primera vez un sistema de MS.

Principios rectores y garantías que rigen el sistema de MS

Al igual que las penas, quedan sometidas a las garantías y principios del orden punitivo que consagra la CE:

  1. Solo se aplican post-delictuales -después de cometido el delito-.

  2. Quedan sujetas al principio de legalidad

  3. Deben ajustarse al principio de proporcionalidad.

    • No pueden resultar más gravosas ni de mayor duración que la pena abstracta aplicable.

    • No puede exceder el límite necesario para prevenir la peligrosidad del autor -principio de necesidad-.

Presupuestos de aplicación de las medidas de seguridad y reinserción social

Comisión de un hecho previsto como delito

La realización del hecho debe establecerse en sentencia firme.

Abarca a los delitos en sentido estricto, es decir a los delitos graves y menos graves, y no a las faltas.

Para que a un sujeto se le pueda imponer una MS ha debido realizar un comportamiento descrito en la ley penal como delito sin que concurran causas de justificación, es decir la infracción ha de ser típica y antijurídica.

Probabilidad de comisión de nuevos delitos

Se exige que del hecho y de las circunstancias personales del sujeto pueda deducirse un pronóstico de comisión de nuevos delitos.

No es necesario que el tipo de delito futuro coincida con el del delito cometido.

La peligrosidad no se puede en ningún caso presumir sino que debe establecerse en el proceso y puede ser objeto de controversia.

Sujetos a quienes se les pueden imponer medidas de seguridad

Sujetos inimputables

Dentro de los cuales podemos diferenciar los siguientes:

  1. los inimputables por el art 20.1 CP (alteración psíquica)

  2. los inimputables por el art 20.2 CP (intoxicación plena)

  3. los inimputables por el art 20.3 CP (alteración en la percepción desde la infancia)

La inimputabilidad en estos casos aparece legalmente prevista como una categoría del estado peligroso, pues el sujeto muestra con frecuencia una tendencia a repetir ese patrón de conducta.

Cuando concurre inimputabilidad y peligrosidad, solo puede aplicarse la MS como alternativa a la pena.

La ausencia de imputabilidad supone la ausencia de la culpabilidad y con ello la desaparición del fundamento de la pena.

Sujetos semiimputables

Son sujetos a los que se les aplica la eximente incompleta del art 21.1 CP.

La semiimputabilidad aparece legalmente prevista como categoría de estado peligroso en el sentido que se apunto más arriba.

En estos casos se pueden aplicar conjuntamente penas y MS según arts 99 y 104.1 CP que establecen el denominado sistema vicarial, pues subsiste el fundamento tanto de la pena como de la MS.

Sujetos extranjeros no residentes legalmente en España

La expulsión se puede aplicar en todo caso.

Sujetos imputables

Se trata de individuos condenados por delitos sexuales o delitos de terrorismo a los que se les puede imponer la MS de libertad vigilada tras el cumplimiento de la pena privativa de libertad a la que hubieren sido condenados.

La libertad vigilada se puede imponer no solo a los sujetos inimputables o semiimputables sino también a los imputables condenados por delitos sexuales o delitos de terrorismo.

La libertad vigilada supone un hito pues sobrepasa el límite de la retribución en aras de la prevención especial. La LV implica la privación de derechos del sujeto que ya ha cumplido la pena prevista como castigo.

Clases de medidas de seguridad

Aparecen previstas en el art 96 CP que diferencia entre privativas y no privativas de libertad.

Medidas de seguridad privativas de libertad

Naturaleza y finalidad

Privan al sujeto de su libertad ambulatoria dado que su cumplimiento exige que el mismo permanezca en un centro de internamiento adecuado a su peligrosidad en el que recibe tratamiento.

La finalidad es por tanto terapéutica y resocializadora pero también asegurativa o inocuizadora en tanto que mantienen al sujeto aislado de la sociedad durante su aplicación.

Sujetos destinatarios y centros de internamiento

Solo pueden aplicarse a los sujetos declarados inimputables o semiimputables de los apartados anteriores, si la pena que se les hubiera impuesto de haber sido declarados imputables también fuera privativa de libertad.

También exige para su imposición que resulte necesaria en atención a la peligrosidad del sujeto. Se entiende que esta necesidad se da cuando la peligrosidad no pueda ser conjurada mediante otro tipo de medidas.

El art 96.2 CP diferencia tres tipos de centros de internamiento:

  1. Centros de internamiento psiquiátricos

    • Para sujetos inimputables -y semiimputables- por alteración psíquica. Aunque estos sujetos también pueden ser internados en un Centro Educativo Especial.

  2. Centros de internamiento de deshabituación

    • Para sujetos inimputables -y semiimputables- por intoxicación plena.

  3. Centros de internamiento Educativos Especiales

    1. Para inimputables -y semiimputables- por alteración psíquica.

    2. Para inimputables -y semiimputables- por alteración en la percepción de la realidad.

Medidas de seguridad no privativas de libertad

Naturaleza y finalidad

Privan al sujeto de derechos distintos de la libertad ambulatoria. Se trata de:

  • Inhabilitación profesional

  • Expulsión del territorio nacional de los extranjeros no residentes legalmente en España.

  • Libertad vigilada

  • Custodia familiar

  • Privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores

  • Privación del derecho a la tenencia y porte de armas

Sujetos destinatarios

Para los inimputables y semiimputables considerados en los apartados anteriores.

A los imputables condenados por terrorismo o delitos sexuales se les puede aplicar la libertad vigilada con posterioridad al cumplimiento de la pena.

Análisis de las distintas medidas no privativas de libertad

Vemos solo la custodia familiar y la libertad vigilada pues el resto tienen idéntico contenido que las penas privativas de otros derechos que ya fueron analizadas.

Respecto a la expulsión del extranjero, hay que añadir a lo ya visto, que si la expulsión se ha impuesto como medida sustitutiva de otra MS y no de una pena privativa de libertad, la prohibición de entrada es en todo caso de 10 años y no de 5 a 10.

La custodia familiar:

  • El sometido a la custodia familiar quedará sujeto al cuidado y vigilancia del familiar que se designe y que acepte la custodia, quien la ejercerá en relación con el JVP y sin menoscabo de las actividades escolares o laborales del custodiado.

La libertad vigilada:

  • Consistirá en el sometimiento del condenado a control judicial a través del cumplimiento por su parte de alguna o algunas de las siguientes medidas:

    • Obligación de estar siempre localizable mediante aparatos electrónicos.

    • Obligación de presentarse periódicamente en el lugar que el Juez establezca.

    • Comunicar inmediatamente cada cambio de residencia o lugar de trabajo.

    • Prohibición de ausentarse del lugar o territorio sin autorización del Juez.

    • Prohibición de aproximarse a la víctima o a las personas que determine el Juez.

    • Prohibición de comunicarse con la víctima o con las personas que determine el Juez.

    • Prohibición de acudir a territorios o lugares.

    • Prohibición de residir en determinados lugares.

    • Prohibición de desempeñar actividades que faciliten la comisión de delitos similares.

    • Obligación de participar en programas formativos, laborales, culturales, de educación sexual u otros similares.

    • Obligación de seguir tratamiento médico externo, o de someterse a un control médico periódico.

  • La finalidad es meramente asegurativa pues se orientan a evitar que el sujeto cometa nuevos delitos.
  • Lo novedoso es que se pueda aplicar a sujetos imputables condenados a penas privativas de libertad por delitos sexuales o de terrorismo, con posterioridad al cumplimiento de sus penas.

La ejecución de las medidas de seguridad

Se diferencian tres posibilidades de ejecución tomando como referente al tipo de sujeto destinatario de la MS.

Ejecución de las medidas aplicables a los sujetos inimputables

Siguiendo lo visto hasta ahora, se trata de sujetos: delincuente + inimputables art 20.1-2-3 CP + peligrosidad.

Imposición de medida privativa de libertad

Requiere que la pena que se le hubiese podido imponer al sujeto por el delito cometido fuese privativa de libertad. En tal caso se le puede imponer una medida de internamiento de las previstas en función de cual sea la causa de inimputabilidad si se considera necesario como respuesta a la peligrosidad del sujeto.

No podrá exceder del tiempo que habría durado la pena privativa de libertad si el sujeto hubiese sido imputable. El Juez fijará ese máximo en sentencia.

Una vez se alcanza ese límite máximo, el sujeto debe quedar libre pues la MS se ha extinguido por mucho que subsista la peligrosidad.

El interno no podrá abandonar el centro de internamiento sin autorización del Juez quien adoptará, de forma razonada y oídas las partes, alguna de las siguientes posturas -arts 97 y 98 CP-:

  • Mantener la ejecución de la MS mientras subsista la peligrosidad.

  • Decretar el cese de la MS si desaparece la peligrosidad del sujeto.

  • Sustituir la MS impuesta por otra más adecuada, que nunca será más gravosa que la que se hubiera podido imponer al sujeto por el delito cometido

  • Dejar en suspenso la ejecución por un plazo no superior al que reste al máximo señalado en sentencia. La suspensión quedará condicionada a que el sujeto no delinca durante el plazo fijado.

Además de la medida de internamiento, el Juez podrá imponer una o varias MS no privativas de libertad:

  1. Por un tiempo no superior a 5 años:

    • Libertad vigilada

    • Custodia familiar

  2. Por un tiempo de hasta 10 años:

    • Privación del derecho a la tenencia y porte de armas

    • Privación del derecho a conducir vehículos a motor

Imposición de medida no privativa de libertad

Se puede imponer en los siguientes casos:

  1. Cuando se impone junto a otra MS privativa de libertad. Son las que aparecen en el art 105 CP.

  2. Cuando el internamiento se considerase innecesario como respuesta a su peligrosidad. Se puede optar por cualquiera de las del art 96.3 CP.

  3. Cuando la pena que se le hubiese podido imponer no fuese privativa de libertad. Se puede optar por cualquiera de las del art 96.3 CP.

El CP solo establece los máximos de duración de las MS no privativas de libertad en el art 105 CP que rige cuando se aplican junto a las privativas de libertad.

Son de aplicación las mismas normas de los arts 97 y 98 CP -vistas en apartado anterior- respecto de la decisión del juez.

Ejecución de las medidas aplicables a los sujetos semiimputables: el sistema vicarial

Presupuesto de aplicación

Se trata de casos en los que un sujeto ha cometido un hecho descrito en la ley penal, ha sido considerado semiimputable por el art 21.1 CP en relación con los apartados 1, 2 y 3 del art 20 CP, y tanto por el hecho cometido como por sus circunstancias personales se puede esperar que cometa delitos en el futuro.

En tal caso, se pueden aplicar tanto penas como MS pues subsisten los fundamentos de unas y otras.

Normas que rigen la ejecución

Se han de seguir las siguientes indicaciones:

  1. Se procede a la individualización de la pena considerando la eximente incompleta.

  2. Además, el Juez puede imponer una MS que podría ser privativa de libertad si la pena también lo es y hay peligrosidad del sujeto. El internamiento no podría durar más que "la pena prevista por el CP para el delito". Esta expresión se corresponde con el marco penal de la figura delictiva cometida por el sujeto en atención al grado de ejecución alcanzado y al grado de participación y sin considerar las atenuantes y agravantes genéricas que pudieran concurrir.

  3. La ejecución del sistema vicarial se establece en el art 99 CP. El cumplimiento de la MS se abonará al de la pena. Una vez alzada la MS, el Juez podrá, teniendo en cuenta los efectos conseguidos, suspender el resto de la pena, o aplicar alguna MS no privativa de libertad del art 96.3 CP.

Semiimputables condenados por delitos contra la libertad e indemnidad sexuales o delitos de terrorismo

En estos casos, una vez cumplido el sistema vicarial, los sujetos deberán cumplir la libertad vigilada.

Incumplimiento de medidas de seguridad impuestas a inimputables o semiimputables

El quebrantamiento de una MS privativa de libertad supone la orden de reingreso en un centro de internamiento.

En caso de MS no privativa de libertad, el Juez podrá acordar su sustitución por la de internamiento si ésta estuviera prevista para el supuesto de que se trate.

En ambos casos el Juez deducirá testimonio por el quebrantamiento.

La ejecución de la libertad vigilada como MS impuesta a sujetos imputables

Presupuesto de aplicación

Se puede imponer en sentencia a los condenados a penas privativas de libertad por delitos contra la libertad e indemnidad sexual o de terrorismo. Su extensión varía en función de la gravedad de la pena impuesta.

Los condenados deberán cumplirla con posterioridad al cumplimiento de la pena privativa de libertad.

Procedimiento para determinar el contenido de la libertad vigilada

El JVP elevará la oportuna propuesta al Juez sentenciador que determinará el contenido concreto de la libertad vigilada, fijando las obligaciones y prohibiciones del art 106 CP.

El penado a quien se hubiere impuesto por diversos delitos otras medidas de libertad vigilada que, dado el contenido de las obligaciones o prohibiciones, no pudieran ser ejecutadas simultáneamente, las cumplirá de manera sucesiva.

Reglas que rigen la ejecución de la libertad vigilada

El Juez puede dejar sin efecto la medida antes de que se proceda a su ejecución si ésta se considera innecesaria o contraproducente en atención al pronóstico positivo de reinserción del penado.

En base al contenido de los informes médicos y de las autoridades, el Juez podrá:

  • modificar las obligaciones y prohibiciones;

  • reducir la duración de la libertad vigilada o incluso poner fin a la misma según el pronóstico positivo de reinserción.

Incumplimiento de las obligaciones o prohibiciones en que consista la libertad vigilada

En caso de incumplimiento de obligaciones, el Juez podrá modificarlas.

Si el incumplimiento es grave, reiterado, o revelador de la voluntad de incumplir, el Juez deducirá, además, testimonio por un delito del art 468 CP.

Extinción de la MS

Se extinguen, según art 97 CP:

  1. Porque se haya alcanzado el límite máximo de duración.

  2. Porque se haya decretado el cese de la medida por parte del Juez, al haber desaparecido la peligrosidad del sujeto.

  3. Porque se hubiese acordado la suspensión, hubiese finalizado el plazo de suspensión y se hubiesen cumplido todas las condiciones establecidas.