El sector público como sujeto económico de la Hacienda Pública

Introducción

Podemos considerar la definición de HP desde dos perspectivas.

Partiendo del concepto de ciencia económica, como el estudio de la satisfacción de las necesidades humanas a partir de recursos escasos de uso alternativo. Así, la HP estudia un subconjunto de esas necesidades, llamadas "necesidades colectivas", que exigen la intervención del grupo político.

Se refiere a un conjunto de actividades que se realizan fuera del mercado de bienes y servicios, a través del proceso político.

Inconvenientes de la definición:

  • estamos optando por una visión concreta de las funciones del sector público, mientras que los modernos sectores públicos han ido asumiendo funciones que exceden el campo estricto de las necesidades no cubiertas a través del mercado.

  • la acción del sector público, cubre un abanico de posibilidades tan amplio que cualquier actividad desarrollada por el sector público sería objeto de nuestra ciencia, con lo que estamos pasando de un enfoque objetivo a otro claramente subjetivo, y la HP es entonces el estudio del comportamiento de un agente económico concreto.

Partiendo del concepto de Economía, como ciencia que estudia el modo de satisfacer las necesidades humanas con recursos escasos de uso alternativo. Se distingue, entonces, entre problemas de asignación, distribución, estabilidad y crecimiento y se define, a partir de ellos, a la Hacienda Pública como el estudio de las funciones realizadas por el sector público en cuanto a la resolución de estos cuatro problemas.

Ventajas de esta definición:

  • Cubre cualquier enfoque que se dé a la acción del grupo político.

  • Permite el estudio del SP no sólo como agente económico con un papel activo en la resolución de los problemas, sino también como creador del marco institucional en el que se desenvuelven los sujetos privados.

  • Al hecho de que no obliga a restringir el campo de la acción pública a los mecanismos coactivos, sino que, por el contrario, permite el análisis de las empresas públicas con los mismos criterios que se aplican en el análisis microeconómico.

Delimitación del sector público

Alternativas que permita diferenciar el SP de la economía:

  • Desde un planteamiento objetivo, consideraríamos al SP como todos aquellos agentes económicos que realizan su actividad utilizando el principio de coerción y no el de intercambio voluntario.

  • Con un enfoque subjetivo, podemos enumerar al conjunto de entidades que componen el SP con independencia de que en sus acciones utilicen o no el poder de imperio. Parece más aceptable el segundo planteamiento.

El sector público se manifestará unas veces como una dependencia de la Administración, otras como un organismo autónomo y otras como una sociedad anónima.

¿Cuáles integrarían el SP?

  • Las Administraciones Públicas que incluyen a la Administración Central del Estado, las Administraciones autonómicas, las Administraciones locales, la Seguridad Social y los Organismos autónomos.

  • Las empresas públicas no financieras. En este caso, podemos incluir a todas aquellas unidades de producción cuya propiedad o control sean públicas y vendan sus productos en el mercado.

  • Las entidades financieras públicas plantean problemas similares a los señalados en el apartado anterior. En algunos casos, no hay dificultad alguna (piénsese en el Banco de España), pero en otros puede ser mucho más discutible (así sucedería por ejemplo con Argentaría).

Las dificultades de atribuir una entidad al sector público se complica aún más cuando, en el contexto de un proceso de privatización, el sector público se reserva un poder de decisión extraordinario en el caso de que la empresa privatizada adopte estrategias consideradas de interés general.

El sector público en los Presupuestos Generales

Una importante fuente estadística para el conocimiento del sector público está formada por los presupuestos generales de los distintos componentes de la Administración.

Principales índices de medida del sector público

Se clasifican en tres grupos dependiendo de que se empleen los gastos, los ingresos o bien otros estimadores de la actividad del sector público.

Comparación internacional

  1. La importancia cuantitativa del gasto público en proporción al PIB. La mayoría de los estados europeos destinan al gasto público más del 45% de los bienes y servicios producidos.

  2. Los ingresos públicos ordinarios, sobre el total de la renta generada. De cada 100€ ganados, 40 o 50 se destinan al pago de diversos tributos.

  3. En España, el gasto público y los ingresos ordinarios en el PIB están por debajo de otras economías. Aunque hay quien defiende que la presión fiscal en España puede ser incrementada hasta la media europea, existen dos posiciones complementarias que lo contradicen.

    • Nuestro país presenta un índice superior de esfuerzo tributario al detectado en otros países.

    • La presión fiscal ha aumentado a un ritmo muy superior al resto de los países, causando un crecimiento rápido de efectos negativos.

  4. Situación de déficit o superávit de las cuentas públicas de los distintos países miembros de la Unión.

    • Los datos de 2007 indican que aunque muchos países de la Unión Europea están liquidados sus presupuestos con déficit, éste se va reduciendo; dentro de ellos se puede hacer notar el caso de España que cierra sus cuentas en superávit.

    • Paralelamente, se ha apreciado desde entonces una paulatina disminución de la deuda acumulada.