Iter criminis

Las fases de realización del delito

El iter criminis se refiere a las fases de realización del delito doloso. Suelen distinguirse las fases interna y externa y dentro de esta última los actos preparatorios y los ejecutivos. Estos últimos darán lugar al comienzo de la tentativa. Cuando el sujeto realiza completamente el tipo, el delito se habrá consumado.

Los actos internos

Son los que se desarrollan en la mente del sujeto. Son impunes. Se considera un principio fundamental del DP que no se pueden castigar los meros pensamientos.

Los actos externos

Se distinguen dos etapas:

  • Actos preparatorios

  • Actos ejecutivos

Los actos preparatorios

Son actos que realiza el sujeto para organizar y preparar la ejecución del delito.

En esta materia rige el principio del castigo excepcional de los actos preparatorios.

El CP castiga en la Parte Especial determinados actos preparatorios como delitos autónomos.

En el CP encontramos otros actos preparatorios definidos en la Parte General y cuya punición está después prevista en la Parte Especial solo para determinados delitos. Se trata de la conspiración, la proposición, la provocación para delinquir, la asociación ilícita y la apología.

La conspiración

Art 17.1 CP: "La conspiración existe cuando dos o más personas se conciertan para la ejecución de un delito y resuelven ejecutarlo."

La jurisprudencia estima que la conspiración y la asociación ilícita son conceptos diferentes, la diferencia radica en la mayor estabilidad de la asociación ilícita, que se traduce en un cierto grado de organización y permanencia en el tiempo.

La proposición

Art 17.2 CP: "La proposición existe cuando el que ha resuelto cometer un delito invita a otra u otras personas a ejecutarlo."

No constituye proposición ni el invitar a otras personas a cometer un delito cuando el proponente no ha decidido intervenir también él en su ejecución, ni tamposo el pedir consejo a otros sobre cómo cometer un delito sin que ello implique invitarlos a participar en su comisión.

La provocación

Art 18.1 CP: "La provocación existe cuando directamente se incita por medio de la imprenta, la radiodifusión o cualquier otro medio de eficacia semejante, que facilite la publicidad, o ante una concurrencia de personas, a la perpetración de un delito."

La incitación debe ser expresa, por lo que se excluyen meras insinuaciones o alusiones indirectas.

La provocación se castiga aunque no derive en ningún delito. 

Art 18.2 CP: "Si a la provocación hubiese seguido la perpetración del delito, se castigará como inducción."

Mientras la provocación es un acto preparatorio punible, la inducción es una forma de participación en el delito a la que se le aplica el principio de accesoriedad de la participación -responsabilidad en función de la responsabilidad del autor-.

No se castiga por tanto la inducción ineficaz.

Pero todo ello no convierte a la provocación eficaz en una inducción. Diferencias entre provocación e inducción:

  • la provocación es una incitación general, dirigida a una pluralidad indeterminada de personas, utilizando medios que facilitan la publicidad y que puede referirse a un delito concreto o bien a una clase de delitos.

  • la inducción no exige tales medios de publicidad, debe dirigirse a una persona concreta y referirse a la comisión de uno o varios delitos concretos.

La apología

Art 18.1 CP: "Es apología, a los efectos de este Código, la exposición, ante una concurrencia de personas o por cualquier medio de difusión, de ideas o doctrinas que ensalcen el crimen o enaltezcan a su autor. La apología sólo será delictiva como forma de provocación y si por su naturaleza y circunstancias constituye una incitación directa a cometer un delito."

Los actos ejecutivos: la tentativa

Art 16 CP: "Hay tentativa cuando el sujeto da principio a la ejecución del delito directamente por hechos exteriores, practicando todos o parte de los actos que objetivamente deberían producir el resultado, y sin embargo éste no se produce por causas independientes de la voluntad del autor."

El paso de los actos preparatorios a los actos ejecutivos resulta de máxima trascendencia en tanto determina, por una parte, el comienzo de la tentativa y, por otra, el cambio de una punición excepcional a otra casi absoluta.

Las fórmulas que establecen ese preciso momento tienen que moverse finalmente en la dicotomía de bien elegir un criterio formal que garantice al máximo el respeto al principio de legalidad, corriendo el riesgo de dejar impunes gran número de conductas, o bien elegir criterios materiales, que permiten el castigo de conductas que presentan una gran peligrosidad y crecanía a la lesión del bien jurídico, pero que dejan un amplio margen a la interpretación. La tendencia del TS es asegurar la punición.

Tentativa acabada e inacabada

El art 16 CP señala dos posibilidades: que el sujeto practique la totalidad de los actos o solamente una parte de ellos.

Tentativa acabada: el sujeto realiza todos los actos que según su plan deberían dar lugar a la producción del resultado, pero éste no se produce por causas ajenas a su voluntad.

Tentativa inacabada: el sujeto no ha realizado todos los actos de su plan.

El desistimiento

Clases de desistimiento: desistimiento y arrepentimiento activo

Art 16 CP: "...

2. Quedará exento de responsabilidad penal por el delito intentado quien evite voluntariamente la consumación del delito, bien desistiendo de la ejecución ya iniciada, bien impidiendo la producción del resultado, sin perjuicio de la responsabilidad en que pudiera haber incurrido por los actos ejecutados, si éstos fueren ya constitutivos de otro delito o falta.

3. Cuando en un hecho intervengan varios sujetos, quedarán exentos de responsabilidad penal aquel o aquellos que desistan de la ejecución ya iniciada, e impidan o intenten impedir, seria, firme y decididamente, la consumación, sin perjuicio ..."

Las dos posibles formas de desistir se corresponden con las dos clases de tentativa, así, en la inacabada bastará con desistir de realizar los actos del plan, mientras que en la acabada será necesario un arrepentimiento activo que impida que se produzca el resultado.

Requisitos del desistimiento

Para quedar exentos de responsabilidad por tentativa, el desistimiento debe cumplir lo siguiente:
  • Ha de ser voluntario.

    • No hay voluntariedad si el sujeto desiste porque las circunstancias le indican que no podrá consumar el delito.

    • No se exige espontaneidad, puede ser inducido por los consejos de un tercero.

  • En caso de autor único:

    • si tentativa inacabada:

      • que el sujeto deje de ejecutar los actos del plan

    • si tentativa acabada:

      • el sujeto deberá conseguir evitar el resultado, si no lo consigue se considera delito consumado.

  • En caso de varios codelincuentes:

    • si tentativa inacabada:

      • que el sujeto deje de ejecutar los actos del plan

      • que impida o intente impedir que los demás codelincuentes lleguen a la consumación, aunque no lo consiga.

    • si tentativa acabada:

      • que impida o intente impedir la consumación, aunque no lo consiga.

La tentativa en los delitos de omisión

También es posible la tentativa en los delitos de omisión.

Tentativa y delito imprudente

No es concebible en ningún caso la tentativa de un delito imprudente, pues la tentativa exige actuar con dolo.

La actuación dolosa pertenece a la misma definición del iter criminis y de todas sus fases.

Tipo objetivo y tipo subjetivo

Suele decirse que para que exista tentativa tienen que darse dos elementos:

  • el dolo, y

  • un principio de ejecución

Es decir, la necesidad de que concurran el tipo objetivo y el tipo subjetivo de la tentativa.

Es posible cometer tentativa con cualquier clase de dolo, incluido el dolo eventual.

Tentativa irreal o supersticiosa, tentativa inidónea, y delito putativo

Tentativa irreal:

  • el sujeto intenta causar un resultado delictivo a través de un plan totalmente desconectado de la realidad.

  • Es impune, no causan alarma social, sino más bien compasión.

Tentativa inidónea:

  • Art 16 CP: "... que objetivamente deberían producir el resultado, ..."

  • según este artículo, hay tentativa si el plan es el idóneo

  • pero no hay acuerdo sobre como definir la tentativa inidónea ni cuales deben quedar impunes.

  • La solución predominante es el Juicio de previsibilidad objetiva:

    • Trata de examinar la idoneidad del intento ex ante.

    • Debe realizarse al darse comienzo la acción. Si la producción del resultado aparece como probable la tentativa es idónea, y si aparece como imposible será inidónea.

  • Es impune.

Delito putativo:

  • el sujeto realiza una conducta pensando equivocadamente que la misma constituye delito.

  • Es impune.

La consumación del delito

El final del iter criminis lo constituye la consumación.

Supone la ejecución completa del delito, la realización total del tipo.

A veces crea una situación antijurídica que permanece en el tiempo -delitos permanentes-, como sucede por ejemplo en las detenciones ilegales.

También hay que distinguir entre consumación y agotamiento del delito, pues este último es una intensificación de la lesión del bien jurídico que se produce tras la consumación.