Las fuerzas políticas (I)

La democracia y la democracia representativa española

Vaciamiento del significado de la palabra 'democracia'. La democracia es sobre todo una forma de gobierno. Los sentidos distintos del vocablo 'pueblo'. La representación como medio necesario de transformación del poder popular en poder político en una sociedad de masas. La insuficiencia de del estudio de las instituciones políticas para explicar el funcionamiento de la democracia representativa.

En torno a los partidos políticos

Estudio de la evolución de la conducta del poder político ante los partidos políticos: desde la oposición más radical a su reconocimiento legal, e incluso constitucional.

El Estado de partidos y el tránsito a la partidocracia

La intermediación de los partidos políticos como representantes necesarios en un sistema político democrático y su transformación en sujetos de la soberanía. Sus efectos: sustitución de la división de poderes por la distinción gobierno partidista/oposición. Posibles limitaciones teóricas de la actuación de los partidos.

Los partidos políticos en el sistema político español

Constitucionalización de los partidos. Regulación legal de los partidos: los diversos instrumentos normativos. La doble naturaleza -privada y pública- de los partidos políticos en el marco español. Las consecuencias de una esencia contradictoria: su conversión en aparato permanente de control de los distintos poderes del Estado.

Sindicatos y organizaciones empresariales

La importancia constitucional y legal concedida a los sindicatos y, en menor medida, a las organizaciones empresariales. El apoyo económico, en especial a las centrales sindicales UGT y CCOO. La discutible noción de 'sindicato representativo'. La financiación pública de los sindicatos y organizaciones empresariales.

Los medios de información de masas

La información como poder. El modelo estatalista español y su contradicción con cualquier régimen de libertad de expresión digno de tal nombre. La estatalización de los medios mediante la coartada de su consideración como 'servicio público'. La regulación de los medios y su control por los partidos políticos. El apoyo de los grupos mediáticos al poder político de turno.

A modo de apostilla

La conversión de la Constitución en una 'constitución nominal'. La democracia sin el constitucionalismo -sin un sistema de limitación del poder político que realmente funcione- se transforma en un sistema de concentración de poder.