La Jefatura del Estado: La Corona (II)

Las funciones del Rey

El Rey como Jefe del Estado -art 56.1 CE-:

  • Es símbolo de la unidad y permanencia del Estado, en cuanto aparato de poder soberano. Por eso sanciona y promulga las leyes, expide Decretos, ...

  • Representa al Estado en las relaciones internacionales y manifiesta la voluntad del mismo, aunque su contenido haya sido adoptado por otros órganos constitucionales.

  • Arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones. No significa que el Rey tenga carácter de órgano supremo en sentido jurídico. En relación al Gobierno, se concreta en los derechos "a ser consultado, a animar y a advertir". En general, se atribuye al Rey el derecho a "ser informado de los asuntos de Estado, ...". La función arbitral del Rey se caracteriza por la neutralidad política del árbitro y sirve para garantizar el funcionamiento regular de las instituciones. Así, el Rey tiene atribuida la función de proponer al Congreso el candidato a Presidente del Gobierno y la función de disolver las CCGG cuando concurran las circunstancias del 99.5 CE.

La autoridad del Rey le viene dada por dos condiciones:

  1. por su propia personalidad reflejada en los hechos que configuran su biografía.

  2. por comportarse con arreglo a los principios que la CE establece.

Funciones del Rey en relación con las Cortes Generales

En relación con las Cortes Generales al Rey le corresponde entre otras funciones:

  • La sanción y promulgación de las Leyes. Es una reminiscencia histórica vacía de contenido. En la práctica, la promulgación es simultánea a la sanción.

  • Convocar las Cortes Generales tras la celebración de elecciones generales, al inicio de cada Legislatura.

  • Disolver las Cortes Generales en los tres supuestos previstos en la Constitución:

    • Cuando se lo propone el Presidente del Gobierno.

    • En el supuesto del art 99 CE, cuando en el plazo de dos meses, ningún candidato hubiera obtenido la confianza del Congreso.

    • En el supuesto de reforma agravada de la CE -mayoría 2/3 de cada Cámara-.

  • Convocar elecciones
  • Manifestar el consentimiento del Estado para obligarse internacionalmente, previa autorización de las CCGG.

  • Declarar la guerra y firmar la paz, previa autorización de las CCGG. Arcaico y desfasado porque hoy las guerras se hacen, no se declaran. Ej. la participación de España en la Guerra del Golfo sin el acuerdo de las CCGG ni la declaración formal del Rey.

Funciones del Rey en relación con el Gobierno

En relación con el Gobierno, al Rey le corresponden, entre otras, las siguientes funciones:

  •  Proponer el candidato a Presidente del Gobierno y, en su caso, nombrarlo, así como poner fin a sus funciones:

    1. Después de las elecciones generales.

    2. Por pérdida de la confianza parlamentaria.

    3. Por dimisión del Presidente del Gobierno.

    4. Por fallecimiento del Presidente del Gobierno.

  •  Nombrar y separar a los miembros del Gobierno.

    • Son actos meramente formales sin participación decisoria.
  •  Ser informado de los asuntos de Estado.

  •  Expedir los Decretos acordados por el Consejo de Ministros.

    • No consiste en aprobar, sino simplemente en dar curso al Decreto con su firma, sin posibilidad de dar juicio sobre el mismo.
  • Conferir los empleos civiles y militares, y conceder honores y distinciones con arreglo a las leyes.

  • El mando supremo de las Fuerzas Armadas, aunque dirigir la Administración militar y la Defensa del Estado es una facultad del Gobierno -art 97 CE-.

  • Acreditar a los Embajadores y otros representantes diplomáticos.
    • Por el derecho activo de legación, el Rey acredita a los Embajadores y otros representantes diplomáticos, pero es el Gobierno quien los nombra.

    • Los representantes extranjeros en España están acreditados ante el Rey pues recibe solemnemente, en el Palacio Real de Madrid, las cartas credenciales de los Jefes de las misiones diplomáticas acreditadas en España, ya que el placet lo otorga el Consejo de Ministros.

El nombramiento del Presidente del Gobierno se trata de un acto reglado al que el Rey está obligado constitucionalmente, porque en la Monarquía Parlamentaria, el Presidente del Gobierno sólo necesita la confianza de la Cámara Baja, no la del Rey, como en las Monarquías constitucionales del XIX. De ahí que el refrendo de este acto corresponda al Presidente del Congreso, reafirmando así la naturaleza parlamentaria de nuestra Monarquía.

Funciones del Rey en relación con la Justicia

En este ámbito le corresponde:

  • Ejercer el derecho de gracia con arreglo a la Ley, que no podrá autorizar indultos generales.

  • Nombrar al Presidente del Tribunal Supremo y al Fiscal General del Estado, a propuesta del Consejo General del Poder Judicial y del Gobierno, respectivamente.

Otras funciones del Rey

  • Ejercer el Alto Patronazgo de las Reales Academias.

  • Convocar referéndum consultivos, constitucionales y autonómicos:

    • el referéndum sobre decisiones políticas será convocado por el Rey a propuesta del Presidente del Gobierno, previamente autorizado por el Congreso de Diputados.

    • en cuanto al referéndum facultativo previsto en el 167CE, el referéndum obligatorio del 168CE, y los referendos autonómicos del 151CE, corresponde al Rey convocar a referéndum mediante RD acordado en Consejo de Ministros y refrendado por su Presidente.