La reparación del daño

La obligación de reparar el daño causado

La consecuencia fundamental de la responsabilidad extracontractual consiste en "reparar el daño causado".

Dicha obligación, a cargo del responsable, tiene por objeto dejar indemne en la medida de lo posible a la víctima o perjudicado.

Dicha reparación, puede llevarse a cabo mediante la simple conformidad de las partes interesadas o mediante un convenio de naturaleza extrajudicial plenamente lícito y válido.

En caso de falta de acuerdo, será necesario recurrir a la vía judicial, exigiendo la víctima el cumplimiento de la obligación, ya nacida, de indemnizar los daños y perjuicios.

Reparación específica y pecuniaria

Las diversas formas de reparación

Ya exista convenio o pleito, la indemnidad de la víctima puede requerir la denominada reparación específica o in natura (entregar un objeto nuevo en sustitución del estropeado) la reparación pecuniaria, o bien ambas conjuntamente.

Será el propio perjudicado el que habrá de plantear la forma de reparación que considere idónea para quedar indemne.

La reparación deberá cubrir tanto el daño emergente como el lucro cesante.

Los topes indemnizatorios en la circulación de vehículos a motor

Art. 1.2 de la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor: "Los daños y perjuicios causados a las personas, comprensivos del valor de la pérdida sufrida y de la ganancia que hayan dejado de obtener, previsto, previsibles o que conocidamente se deriven del hecho generador, incluyendo los daños morales, se cuantificarán en todo caso con arreglo a los criterios y dentro de los límites indemnizatorios fijados en el anexo de la presente Ley".

La Ley 34/2003 adapta a la normativa comunitaria la legislación de seguros privados y da nueva redacción a la tabla "Clasificación y Valoración de Secuelas" de la LRCSCVM anterior.

Indemnización pecuniaria y reparación en forma específica en los PETL

Los PETL consideran que la regla general para reparar el daño causado debe ser la indemnización (pago en dinero para compensar a la víctima). En cambio, conforme a lo previsto en el art. 10:104, "en lugar de la indemnización, el dañado puede reclamar la reparación en forma específica en la medida en que ésta sea posible y no excesivamente gravosa para la otra parte".

Pluralidad de responsables: el carácter solidario de la obligación extracontractual

En caso de que la responsabilidad extracontractual recaiga sobre dos o más personas en virtud de un mismo acto ilícito, se plantea el problema de saber si el perjudicado por dicho acto debe reclamar la reparación del daño:

  • Simultánea o sucesivamente a cada uno de los responsables o

  • A cualquiera de ellos por entero, según convenga al perjudicado.

Dicha cuestión consiste en atribuir a la obligación extracontractual la naturaleza de mancomunada o de solidaria.

En la actualidad, la mayoría de los autores y la jurisprudencia, se pronuncian en favor del carácter solidario de la obligación extracontractual de forma general.

Prescripción de la acción

Plazo de prescripción

Conforme al CC "la acción para exigir la responsabilidad civil por las obligaciones derivadas de la culpa o negligencia,... “ prescribe por el transcurso de un año desde que lo supo el agraviado”.

Dicho plazo no es aplicable a otros supuestos de responsabilidad civil regulados por específicas disposiciones legales como por ejemplo:

  1. La Ley de Navegación Aérea, que reduce el plazo a seis meses.

  2. La Ley de Energía Nuclear, que según se trate de daño inmediato o no, la amplía a diez o veinte años.

  3. La LOPJ dispone que la acción judicial para reconocimiento del error deberá instalarse en el plazo de tres meses.

  4. La Ley de Propiedad Intelectual alarga la acción a los cinco años.

¿Prescripción o caducidad?: cómputo del plazo

La regla general respecto del cómputo del plazo se establece "desde que lo supo el agraviado".

El plazo anual previsto en el CC para el ejercicio de la acción para la exigir la responsabilidad civil puede ser objeto de interrupción.

El plazo para ejercitar la acción por responsabilidad civil se convierte en plazo de caducidad en los siguientes supuestos:

  • En la LO sobre protección civil del derecho al honor, a la intimidad y a la imagen, que amplía el plazo del ejercicio de la acción a cuatro años y lo califican de caducidad.

  • En la LOPJ, al establecer el plazo de tres meses para interponer la demanda de responsabilidad por error judicial; el legislador opta por la caducidad.

Referencia al seguro de responsabilidad civil

La mayor parte de las disposiciones legislativas que configuran la responsabilidad extracontractual con carácter objetivo regulan simultáneamente la existencia de seguros obligatorios, impuestos ex lege.

De otra parte, la conciencia generalizada de que el fatalismo tradicional de la "mala suerte" puede ser sustituido con gran ventaja por técnicas asegurativas ha traído consigo un extraordinario auge de los seguros voluntarios. En particular, los de grupos de profesionales o seguros "colegiales".

El seguro de responsabilidad civil se encuentra regulado en los arts. 73 a 76 de la Ley del Contrato de Seguro de 1980.