Relaciones entre el Gobierno y el Parlamento

Relaciones entre el Gobierno y el Parlamento: los sistemas de gobierno

Los diferentes modos de relación entre el Parlamento y el Gobierno configuran los diferentes sistemas de gobierno.

  1. El sistema convencional, con un único centro de impulsión política, el Parlamento. El Parlamento, reunido en asamblea o convención, concentra en sí los poderes legislativos y de dirección política. Concentración de poder. Ej.: Suiza.

  2. El sistema presidencialista, con dos centros de impulsión de igual o similar legitimidad electoral, el Presidente de la República y el Parlamento, con separación de poderes. Ej.: EEUU.

  3. El sistema parlamentario, dos centros de impulsión política de diferente legitimidad, el Rey y el Parlamento. Relación de poderes.

El sistema parlamentario: evolución histórica, caracteres y modelos actuales

Evolución histórica

En Inglaterra

Triunfante la Revolución, el Parlamento inglés va a tener el mismo rango que el Rey, aunque este conservaba el nombramiento y separación de los ministros. Durante la dinastía Orange, terminaron despachándose los asuntos gubernamentales en un comité reducido del Consejo Privado del Rey: el Gabinete. A lo largo del siglo XVIII se limitó el poder del Rey para el nombramiento de los ministros a aquellas personas que tenían el respaldo de la Cámara. A partir de la mitad del siglo:

  • El Gabinete es cada vez más homogéneo.

  • Uno de los ministros es líder del equipo y despacha habitualmente con el Rey.

  • El Rey actúa con refrendo y responsabilidad de un ministro.

  • El Gabinete comienza a responder colegiada y solidariamente ante el Parlamento.

  • Con el sufragio universal y la pérdida de poder de la Cámara de los Lores llega la democratización del sistema parlamentario.

En el Continente

Aunque la revolución de 1848 acentuó la democratización del régimen, en muchos países apenas tuvo reflejo, como por ejemplo en España o en Alemania. Otras monarquías europeas, como la belga, evolucionan hacia un sistema parlamentario, que se democratizó con el reconocimiento del sufragio universal. En nuestros días se tiende a limitar y condicionar el poder del Parlamento y a fortalecer la posición del Gobierno, es lo que se denomina racionalización parlamentaria.

Caracteres del sistema parlamentario

El único elemento esencial es la relación de confianza entre el Gobierno y el Parlamento.

Destacamos:

  1. El Parlamento y, en ocasiones, el Jefe del Estado, procede del cuerpo electoral.

  2. Si el Parlamento es bicameral y una de las Cámaras no es de extracción democrática, ésta no tiene facultades relevantes en relación con el Gobierno.

  3. Cuando el Jefe del Estado es elegido por sufragio universal, en ningún caso le corresponde al Presidente exigir la responsabilidad del Gobierno.

  4. Menos aún poseen esta facultad los monarcas y los Presidentes de República no elegidos popularmente.

  5. Especialmente en las monarquías, la intervención del Jefe del Estado en el Gobierno tiene más carácter simbólico y de representación.

  6. Los Jefes de Estado son políticamente irresponsables y sus actos han de ir refrendados por un miembro del Gobierno.

  7. La dirección política es del Gobierno.

  8. Dos de las facultades más importantes de dirección política son la elaboración de los Presupuestos y la iniciativa legislativa. El Parlamento aprueba las leyes.

  9. El Gobierno responde solidariamente ante el Parlamento.

  10. El Gobierno tiene la facultad de disolver el Parlamento.

Modelos actuales de sistemas parlamentarios

Reino Unido

Es el pueblo quien elige al Premier a través del Parlamento, y éste lo sostiene con su confianza. El Gabinete inglés, dirigido por el Premier, es un órgano bastante autónomo en el funcionamiento del sistema político, aunque jurídicamente dependa de la confianza parlamentaria.

El Gabinete dirige al Parlamento.

Francia

Tiene un Presidente fuertemente respaldado por el pueblo pero, en cambio, no consigue para su partido la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional:

No necesita investidura sino solo no ser derrotado por una moción de censura o en una cuestión de confianza.

Tiene potestad reglamentaria amplísima, que reduce el ámbito de la ley a materias tasadas.

Alemania

Se aprecia el papel preponderante del Canciller y el carácter meramente representativo del Presidente de la República. El Canciller es propuesto por el Presidente a la Cámara Baja y necesita la investidura por mayoría absoluta; de no obtenerla, la Cámara puede investir a su propio candidato. El Canciller elegirá libremente a los ministros. Además existen muchas dificultades parlamentarias para exigir responsabilidad política, ya que requiere que la moción de censura incorpore un candidato alternativo y sea aprobada por mayoría absoluta, así como la posibilidad de disolver la Cámara en caso de perder una cuestión de confianza. El Canciller tiene la función de dirigir la política y es la cabeza efectiva del Gobierno.

Italia

El Presidente de la República tiene funciones representativas y simbólicas pues todos sus actos necesitan refrendo. Su designación es realizada por un colegio mixto (todos los miembros de las Cámaras más electores regionales). La acusada personalidad de los dos últimos presidentes los ha hecho muy influyentes en la vida política del país, habiendo provocado el actual, con sus extralimitaciones, un verdadero problema institucional. El Gobierno se ve sometido a la confianza de las dos Cámaras, y la ausencia de mayorías absolutas ha deparado continuos Gobiernos de coalición. En la actualidad se intenta crear un movimiento de opinión favorable a la reforma constitucional para adoptar un sistema presidencialista.

España

Es un sistema con monarquía parlamentaria, el Rey no tiene propiamente poderes sino más bien funciones simbólicas y representativas que se traducen en actos debidos necesitados de refrendo.

El Gobierno español tiene primacía sobre el Parlamento y el Presidente del Gobierno sobre los ministros, esto se apoya en:

  • Investidura del Presidente del Gobierno, no del Gobierno.

  • Selección libre de los ministros por el Presidente.

  • Exigencia de candidato alternativo a la Presidencia en las mociones de censura.

Sistema presidencialista

Tiene dos centros de impulsión política de igual o similar legitimidad electoral: El Presidente y el Parlamento, lo cual avala igualdad de poderes, aunque la Constitución de Estados Unidos se inclinó por una separación neta de ambos. El poder ejecutivo corresponde al Presidente, no al Gobierno. En realidad, no existe Gobierno sino secretarios del Presidente. El Presidente designa a los secretarios entre personas no pertenecientes a las Cámaras. La separación de poderes, sin embargo, no es tan radical que no haya relación alguna entre ellos:

  • El Presidente no tiene iniciativa legislativa.

  • El Congreso puede conferir una delegación legislativa al Presidente.

  • El Presidente tiene derecho de veto sobre las leyes aprobadas por el Congreso, que éste no puede superar sino con una mayoría de dos tercios, realmente difícil de alcanzar.

  • El Senado ha de aprobar el nombramiento presidencial de los altos cargos públicos.

  • El Senado tiene asimismo importantes facultades en política internacional.

  • El Presidente no puede disolver el Congreso, ni una de sus Cámaras, y éstas no pueden exigir responsabilidad política a aquél ni a los secretarios.

  • Es frecuente que el Presidente y la mayoría parlamentaria sean de diferente partido, e incluso que difieran los de una y otra Cámara.

  • La separación de poderes ha dado paso a la colaboración entre ellos.

Sistema de asamblea o convencional

Concentración de poder en el Parlamento, él dirige la política y legisla. El Parlamento nombra un comité encargado de ejecutar sus decisiones. Este órgano es enteramente dependiente de la Asamblea. La Constitución suiza sigue ese sistema pero con una interesante variante:La designación del Ejecutivo (Consejo Federal) por el Parlamento (Asamblea Federal) por un periodo de cuatro años.

No existe Jefatura de Estado, la Asamblea Federal designa cada año, de entre los miembros del Consejo Federal, un Presidente.

El Consejo Federal no responde políticamente ante la Asamblea Federal (tampoco puede disolverla).

Hay cierto equilibrio de poderes.