El personal colaborador de la Justicia

Los cuerpos de funcionarios al servicio de la Administración de Justicia

Funcionarios de carrera dependientes del Ministerio de Justicia que integran sendos cuerpos nacionales diferentes. Prestan sus servicios en los Juzgados y Tribunales. También podrán desempeñar sus funciones en el CGPJ, en los organismos y servicios de la Administración de Justicia y en las Fiscalías. En los Juzgados y Tribunales estarán bajo la dirección del secretario, con la superior inspección del juez o Presidente.

Los cuerpos de gestión procesal y administrativa

Los oficiales de la administración de justicia son los colaboradores inmediatos de los secretarios judiciales. Se puede ingresar bien por concurso restringido entre funcionarios del Cuerpo de auxiliares, bien en turno libre mediante pruebas selectivas entre quienes tengan título de bachiller o equivalente. Les corresponde la tramitación de toda clase de asuntos. Autorizan las actas que hayan de extenderse a presencia judicial; efectúan los actos de comunicación que les atribuye la ley; sustituyen a los secretarios en los casos prevenidos por las leyes.

El cuerpo de tramitación procesal y administrativa

Los auxiliares de la administración de justicia trabajan bajo la inmediata dependencia del secretario u oficial. Se puede ingresar bien por concurso restringido entre funcionarios del Cuerpo de agentes judiciales, bien en turno libre mediante pruebas selectivas entre quienes tengan título de graduado escolar o equivalente. Función de colaborar en el desarrollo general de la tramitación procesal mediante la trascripción de textos; realizan funciones de registro; tareas ejecutivas no resolutorias, y los actos de comunicación que les atribuya la ley y no estén encomendadas a otros funcionarios. También podrán sustituir a los oficiales.

El cuerpo de auxilio judicial

Los agentes judiciales tienen el carácter de agentes de la Autoridad cuando actúan como policía judicial, bajo la dependencia del Juez o Tribunal. En todas las demás en que sea precisa su intervención. Además les corresponde las funciones de guardar y hacer guardar sala: ejecutar los embargos, lanzamientos y demás actos cuya naturaleza exija su intervención; y ejercer funciones de vigilancia, custodia,porteo y otras análogas relacionadas con su función.

La Policía Judicial

La Constitución dispone que la policía judicial depende de los jueces, de los Tribunales y del Ministerio Fiscal en sus funciones de averiguación del delito y descubrimiento y aseguramiento del delincuente, en los términos que establezca. Es una policía para el enjuiciamiento penal, bien por medio de actuaciones preliminares, bien a través de diligencias practicadas en el curso del proceso.

Ha de depender de los órganos jurisdiccionales y de los fiscales.

Unidades orgánicas y adscritas: Organización de Unidades de Policía Judicial con funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía y dela Guardia Civil que contaran con la oportuna formación especializada.

Las Unidades Orgánicas de Policía Judicial se establecen atendiendo a criterios territoriales sobre la base provincial, y de especialización delictual o de técnicas de investigación , con carácter permanente y especial. Los funcionarios que las integran desempeñan estas funciones con exclusividad. Estos funcionarios no podrán ser removidos o apartados de la investigación concreta que se les hubiese encomendado si no es por decisión o con autorización del juez o fiscal competente.

Cuando las circunstancias lo exigieran se constituirán Unidades Adscritas de Policía Judicial,que forman parte de las Unidades Orgánicas provinciales. Funciones de asistencia inmediata y directa de estas Unidades a los Tribunales y Fiscalías.

Junto con las Unidades de policía judicial, la LOPJ dispone que las funciones de esta naturaleza habrán de desempeñarlas también, cuando fueran requeridas para ello, todos los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Colaboración.

Pueden tener lugar a requerimiento de las autoridades judiciales o fiscales, o por propia iniciativa de los funcionarios policiales.

A requerimiento de la autoridad judicial o fiscal habrán de ajustarse a lo ordenado en el mandamiento, siempre que éste respete el ámbito de competencias que son propias de cada cuerpo policial.

Por iniciativa propia actúan entonces bajo la dependencia del Ministerio Fiscal, a quien deberán dar inmediata cuenta de tales investigaciones.

Los médicos forenses

Constituyen un cuerpo titulado superior integrado por licenciados en medicina, al servicio de la Administración de Justicia y a las inmediatas órdenes de los jueces, Tribunales, fiscales y encargados del Registro Civil, sin perjuicio de su dependencia del Director del Instituto de Medicina Legal correspondiente. Funciones de asistencia técnica a los órganos jurisdiccionales, alas fiscalías y a las oficinas del Registro Civil en las materias propias de su disciplina profesional.

Asistencia o vigilancia facultativa a los detenidos, lesionados o enfermos, intervención en materia de nacimientos y defunciones.

Otros cuerpos e instituciones periciales

Los facultativos del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses

Estos funcionarios de carrera constituyen un Cuerpo Nacional de Titulados Superiores al servicio de la Administración de Justicia. Pueden ingresar los licenciados en Ciencias Experimentales y de la Salud, y prestan su asistencia a las Autoridades judiciales, gubernativas, al ministerio fiscal y a los médicos forenses en el curso del proceso penal. Prestan sus servicios en el INTCF y en el de Medicina Legal.

Los técnicos especialistas del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses

Han de estar en posesión del título de Técnico Superior FP o equivalente e integran un Cuerpo Nacional. Prestan su función de auxilio técnico especializado en el laboratorio del INTCF.

Los ayudantes de laboratorio del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses

Han de estar en posesión del título de Técnico FP o equivalente, forman un Cuerpo Nacional y prestan funciones de apoyo en el INTCF.