Introducción

Introducción

Fuente es una expresión que se utiliza para designar el lugar de donde brota o nace algo y, si se aplica a lo jurídico, es una metáfora para designar las formas de producción del derecho. Por tanto, en este tema el alumno conocerá cuáles son las fuentes tanto de producción del Derecho Romano como de conocimiento, que nos permiten reconstruir el derecho aplicado en las diversas etapas históricas.

Evidentemente, estas fuentes han ido variando o teniendo una mayor o menor importancia según la época del Derecho Romano en la que situemos nuestro estudio, y que como hemos visto en el tema anterior comprende desde el 753 a.C. al 565 d.C.

Establecer cuál era el Derecho Romano en una época determinada y su desarrollo posterior, es una tarea no exenta de dificultades, dado que, no nos ha llegado íntegro ningún tipo de Código completo a manera de los nuestros actuales (Código Civil, Código Mercantil etc.), y cuya lectura permitirán conocer perfectamente a un individuo del siglo XXV, cuál era el derecho aplicable en España en el siglo XXI.

El jurista Gayo nos presenta el siguiente elenco de fuentes de producción: El derecho del pueblo romano se funda en las leyes, en los plebiscitos, en los senadoconsultos, en las constituciones de los príncipes, en los edictos de los que tienen el derecho de dar edictos y en las respuestas de los prudentes (Gayo,1.2).

Fuentes del Derecho:

  • Las fuentes del Derecho antiguo y preclásico

  • Las fuentes del Derecho clásico

  • Las fuentes del Derecho postclásico

  • El Corpus Iuris de Justiniano

  • La literatura didáctica y los libros de las Instituciones

Las fuentes del Derecho antiguo y preclásico

En esta época las fuentes del Derecho Romano están representadas por las antiguas costumbres de los mayores o antepasados, que regían la primitiva comunidad romana, consistían en usos sociales y en normas religiosas tradicionalmente aceptados, de los que no se distinguían las normas jurídicas que aparecían fundidas con ellos.

El derecho que se aplicaba a los individuos estaba en manos de los sacerdotes que eran los únicos conocedores de éste, por lo que se considera que era una de las aspiraciones de los plebeyos la exigencia de una legislación, cuyo conocimiento, al estar escrita y al alcance de todos, permitiría a los individuos conocer cuál era el derecho aplicable en cada caso, y evitaría las desigualdades que evidentemente se producirían, en función de la condición social del individuo o por cualquier otra causa, al desconocer éste cuál era el derecho utilizable a su caso.

En los comienzos de la República años 451 y 450 a. de C. apareció una obra legislativa, que supuso un gran avance en la evolución del Derecho Romano, la Ley de las XII Tablas, ya que significaba que los individuos podían acudir a ella para conocer cuál era el derecho aplicable, y con ello, se evitaban situaciones de desigualdad, dado que para el mismo caso la solución habría de ser idéntica, careciendo de importancia la condición social, linaje o cualquier otra circunstancia del individuo.

La Ley de las XII Tablas supuso establecer el principio de igualdad de todos los ciudadanos ante la ley y la publicación y divulgación de preceptos que hasta entonces los pontífices habían ocultado celosamente.

Las fuentes del Derecho clásico

  • Ley y Plebiscito:

    • La ley es una declaración de potestad autorizada por el pueblo, que vincula a todos los ciudadanos. Los comicios se reunían para aprobar la ley propuesta o dictada por el magistrado. La Ley debía ser ratificada por la autoridad de los senadores. La Ley tenía tres partes:

      1. la praescriptio, que contiene:

        1. el nombre del magistrado que propone,

        2. la asamblea que la acepta y la fecha

        3. la primera unidad comicial que la vota

        4. y el nombre del primer ciudadano que da su voto

      2. la rogatio: es el texto de la ley sometido a votación

      3. la sanctio: Es la parte final, en la que se declara que la ley no valga cuando esté en contradicción con las leyes emanadas a favor de la plebe, o con el derecho anterior.

    • Los plebiscitos son las propuestas de los tribunos, aprobadas por la plebe reunida en asambleas o concilia. Originariamente vinculaban sólo a los plebeyos, posteriormente se equiparan los plebiscitos a las leyes y obligan por igual a patricios y plebeyos.

  • Senadoconsultos:

    • Es lo que el Senado autoriza y establece y tiene fuerza de Ley. Al final de la época republicana, cuando decrece la actividad legislativa de los comicios, el Senado ejerce una actividad legislativa propia y dicta senadoconsultos.

  • Constituciones Imperiales:

    • Los emperadores dictaban epístolas que servían de forma ordinaria para comunicar las decisiones imperiales de todo tipo.

    • La actividad legislativa más importante del príncipe se centra en los rescriptos, que son respuestas sobre cuestiones jurídicas de la cancillería imperial.

  • Edictos:

    • En el edicto del magistrado se contenía el programa que pretendía cumplir el año de su mandato. El edicto es propiamente un bando que publica el magistrado.

    • El emperador Adriano encarga al jurista Salvio Juliano dar una estructura estable y permanente al edicto que se denominará edictum perpetuum.

Las fuentes del Derecho postclásico

El derecho del período postclásico se caracteriza por la influencia de las tendencias del vulgarismo, la recopilación de las fuentes clásicas y la separación entre el derecho oficial de las constituciones imperiales y la práctica.

Con fines prácticos se elaboran colecciones de iura y leges que contribuyen a mezclar y confundir principios procedentes de distintas fuentes.

En las compilaciones de leges imperiales, Hermogeniano reunió una colección de respuestas de Diocleciano, de los años 293 y 294 (Codex Hermogenianus). Esta compilación continuaba la realizada por Gregorio (Codex Gregorianus), que reunió los rescriptos desde Adriano hasta Diocleciano. Teodosio II hizo una edición de las leyes de Constantino y de sus sucesores hasta él mismo (Codex Teodosianus).

En cuanto a las compilaciones de iura es de destacar las llamadas Pauli Sententiae, de autor anónimo, y que son un resumen de las obras de Paulo con otras de la jurisprudencia clásica.

Destacó también el llamado liber singularis regularum o Epitome Ulpiani del siglo IV, atribuido a este jurista así como las llamadas res cottidianae sive aureae o jurisprudencia de la vida cotidiana o reglas de oro.

En las compilaciones tanto de iura como de leges ordenadas por materias destaca la colección llamada Fragmenta Vaticana, de fines del siglo IV y la llamada Collatio legum mosaicarum et romanarum, o comparación de leyes mosaicas y romanas.

El Corpus Iuris de Justiniano

La compilación del Emperador Justiniano (Emperador de Oriente durante los años 527 al 565), recoge en las leges y los iura la expresión completa del derecho vigente.

La compilación de Justiniano consta de las siguientes partes:

  • Instituciones: introducción destinada a la enseñanza del derecho.

  • Digesta: selección o antología de textos jurisprudencia, consta de cincuenta libros.

  • Codex: codificación de leyes imperiales aprovechando los códigos precedentes, compuesto de 12 libros.

  • Novellae: consta de 168 leyes posteriores a Justiniano redactadas en su mayoría en griego.

La literatura didáctica y los libros de instituciones

Los libros de instituciones son libros didácticos cuya finalidad era la enseñanza del derecho.

Entre los libros de instituciones destaca el de Gayo que estaba dividido en cuatro libros.

El primer libro estaba dedicado a las personas, a las cosas el segundo y el tercero y a las acciones el cuarto, que es el mismo orden institucional que sigue Justiniano.