Cosas

Los juristas romanos parten del concepto material y social de cosa, como objeto del mundo exterior susceptible de apropiación y disfrute por el hombre.

Las cosas se clasifican atendiendo por un lado a sus características físicas y exteriores, o por la consideración que merecen al derecho a efectos de su pertenencia y apropiación por el hombre.

Por sus características exteriores o físicas, las cosas se dividen en.

  • Corporales o incorporales

  • Cosas divisibles e indivisibles

  • Cosas simples o cosas compuestas:

  • Cosas genéricas o específicas

  • Cosas fungibles o no fungibles

  • Cosas consumibles o inconsumibles

Por la posibilidad de apropiación:
  • Las cosas "están normalmente en propiedad de alguien" (Gayo, 2.9) o no tienen propietario (res nullius)

  • Las cosas que no son susceptibles de apropiación se llaman cosas extracomerciales (res extra commercium).