La gestión y organización de la asistencia sanitaria

Introducción

La gestión y organización de la AS están influenciadas por dos circunstancias:
  1. Que el SNS acogió las formas de gestión y de organización de la AS que venía siendo prestada por el SSS, esto es, las instituciones sanitarias del SSS, su modelo, fue incorporado por la LGS al ámbito del SNS.

  2. Que tanto la gestión como la organización se ven afectadas por la distribución constitucional de competencias, en virtud de la cual, la eecución de las prestaciones sanitarias, salvo Ceuta y Melilla, está encomendada a las CCAA y no al Estado. Son ellas las que asumen la gestión y organización de los servicios sanitarios en sus ámbitos territoriales.

Otra circunstancia viene a complicar el estudio de la gestión de la AS, a saber, que junto a la AS prestada por el SNS, pervive una AS del SSS, prestada por:

  • Entidades Gestoras de la SS, cuyas funciones no han sido transferidas a las CCAA: MUFACE, ISFAS, MGJ

  • Entidades colaboradoras: las MATEP y, en menor medida, las empresas.

La gestión de la asistencia sanitaria

Formas de gestión directa

Llamamos formas directas de gestión a la prestación y gestión de los servicios sanitarios y sociosanitarios bien con medios propios -o a través de entidades colaboradoras- (formas tradicionales), bien mediante entidades dotadas de personalidad jurídica, tales como empresas públicas, consorcios o fundaciones (nuevas formas de gestión).

Las formas tradicionales de gestión directa

Hay que distinguir:
  1. la gestión directa de las AAPP, a través de sus servicios de salud y de los órganos competentes, prestada actualmente por las CCAA o el INGESA

  2. la gestión directa de las MATEP

  3. la gestión directa de las empresas

Las nuevas formas de gestión directa

Es al Gobierno y a los gobiernos de las CCAA, a los que les corresponde determinar las formas jurídicas, órganos de dirección y control, régimen de garantías de la prestación, financiación y peculiaridades en materia de personal de las entidades que se creen para la gestión de los centros y servicios sanitarios.

Formas de gestión indirecta

Conforme al artículo 2 de la Ley 15/1997, "la prestación y gestión de los servicios sanitarios y sociosanitarios podrá llevarse a cabo... mediante acuerdos, convenios o contratos con personas o entidades públicas o privadas, en los términos previstos en la Ley General de Sanidad", es decir, mediante formas de gestión indirecta: los convenios, los conciertos y las concesiones.

Los convenios

Están regulados por los artículos 66-67 LGS como fórmula para que los hospitales generales del sector privado puedan formar parte de la red integrada de hospitales del sector público prevista en el artículo 66 LGS, mediante la suscripción de convenios singulares.

Los conciertos

El concierto es una modalidad del contrato de gestión de servicio público que se celebra "con persona natural o jurídica que venga realizando prestaciones análogas a las que constituyen el servicio público de que se trate".

Las concesiones

Consiste en que, "una vez construido el inmueble es recibido por la Administración y se incorpora al patrimonio público, si bien en virtud del contrato, se otorga su uso y el de sus instalaciones al concesionario.

La organización de la asistencia sanitaria

Las bases generales de la organización de la AS están reguladas en el RD 1277/2003.

Las áreas de salud. Actividades que desarrollan las áreas de salud: atención primaria y atención especializada

Las áreas de salud

Conforme al artículo 56 LGS "Las CCAA delimitarán y constituirán en su territorio demarcaciones denominadas áreas de salud, debiendo tener en cuenta a tal efecto los principios básicos que en esta Ley se establecen, para organizar un sistema sanitario coordinado e integral".

Actividades que desarrollan las áreas de salud: atención primaria y atención especializada

En la atención primaria de salud, mediante fórmulas de trabajo en equipo, se atenderá al individuo, la familia y la comunidad. Tiene como funciones la promoción de la salud, prevención, curación y rehabilitación, a través tanto de sus medios básicos como de los equipos de apoyo a la atención primaria.

La atención especializada consiste en la realización de actividades asistenciales diagnósticas, terapéuticas y de rehabilitación, así como aquellas de promoción de la salud, educación sanitaria y prevención de la enfermedad, que superen las posibilidades de asistencia a la atención primaria. Comprende: la asistencia ambulatoria especializada en consultas; la hospitalización en régimen de internamiento; y la atención hospitalaria de urgencias.

Los profesionales sanitarios. La responsabilidad por actos médicos y del ente gestor

Los profesionales sanitarios

Materia regulada en la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS).

La responsabilidad del médico y del ente gestor

La responsabilidad de las AAPP se encuentra regulada en la LRJ-PAC.

En el ámbito sanitario, el artículo 1902 CC matiza "El acto médico ha de ser por culpa o negligencia, por acción u omisión probada, y debe existir y probarse la relación de causalidad entre la actuación culposa del médico y el resultado dañoso".

Demostrada la culpa o negligencia del médico, la responsabilidad del ente gestor es objetiva, derivada de quien debe responder por el acto u omisión de otro; éste puede repetir contra el médico, aplicando el artículo 1904 CC, "el que paga el daño causado por sus dependientes puede repetir de éstos lo que hubiese satisfecho".